Ultrasonido de Seno

En qué consiste el ultrasonido de seno

Las imágenes por ultrasonido, también denominadas exploración por ultrasonido o ecografía, involucran el uso de un pequeño transductor (sonda) y un gel para ultrasonido para la exposición del cuerpo a ondas acústicas de alta frecuencia. El ultrasonido es seguro y no doloroso, y produce imágenes del interior del organismo usando ondas de sonido. Las examinaciones por ultrasonido no utilizan radiación ionizante (como se usa en los rayos X). Debido a que las imágenes por ultrasonido se capturan en tiempo real, pueden mostrar la estructura y el movimiento de los órganos internos del cuerpo, como así también la sangre que fluye por los vasos sanguíneos.

Las imágenes por ultrasonido es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar condiciones médicas.

El ultrasonido de seno produce una imagen de las estructuras internas del seno.

El ultrasonido Doppler consiste en una técnica especial de ultrasonido que evalúa la circulación de la sangre a través de los vasos sanguíneos, incluyendo las arterias y venas más importantes del organismo que se encuentran en el abdomen, brazos, piernas y cuello.

Durante un examen por ultrasonido del seno el ecografista o el médico a cargo puede usar técnicas Doppler para evaluar el flujo sanguíneo o la falta de flujo en cualquier masa mamaria. En algunos casos, esto puede brindar información adicional sobre la causa de la masa.

Algunos de los usos comunes del procedimiento

Ver ampliación y subtítulo
Ultrasonido de la imagen

Determinar la Naturaleza de una Anormalidad en el Seno
El uso principal del ultrasonido de seno en la actualidad es ayudar a diagnosticar las anormalidades en el seno detectadas por un médico durante un examen físico (como un bulto o secreción del pezón sangrienta o espontánea y clara) y dar las características de anormalidades potenciales observadas en una mamografía.

Las imágenes por ultrasonido pueden ayudar a determinar si una anormalidad es sólida (puede ser un bulto de tejido no canceroso o un tumor canceroso), si está llena de fluido (como un quiste benigno) o si es a la vez quística y sólida. El ultrasonido también puede ayudar a mostrar características adicionales del área anormal.

El ultrasonido Doppler se utiliza para evaluar el suministro de sangre en las lesiones del seno.

Exploración Complementaria de Cáncer de Seno
La mamografía es la única herramienta de exploración para el cáncer de seno conocida que reduce las muertes por cáncer de seno gracias a la detección temprana. Aun así, las mamografías no detectan todos los tipos de cáncer de seno. Algunas lesiones y anormalidades en el seno no son visibles o son difíciles de interpretar en las mamografías. En los senos densos, es decir los que tienen muchos ductos, glándulas, tejido fibroso y menos grasa, la observación de muchos tipos de cáncer mediante mamografía puede ser difícil.

Muchos estudios han demostrado que el ultrasonido y la resonancia magnética nuclear (RMN) pueden ayudar a complementar la mamografía al detectar cánceres de seno que pueden no ser visibles mediante una mamografía. La RMN es más sensible que el ultrasonido en la detección del cáncer de seno, pero puede que no siempre esté al alcance de todas las mujeres. Si se realiza una exploración por RMN, entonces la exploración por ultrasonido no es necesaria, a pesar de que el ultrasonido puede ser utilizado para hacer una biopsia y para caracterizar las anormalidades observadas en la RMN. Cuando se utiliza el ultrasonido para la exploración, se visualizan muchas más anormalidades que podrían requerir una biopsia, de las que se visualizan con mamografía o con RMN. Estas anormalidades usualmente no son cáncer (falsos positivos), y esto limita su utilidad.

El ultrasonido puede ser recomendado como una herramienta de exploración para mujeres que:

  • presentan un alto riesgo de cáncer de seno y no pueden someterse a un examen por RMN
  • están embarazadas o no deberían ser expuestas a rayos X (necesarios para una mamografía)

Biopsia de Seno Guiada por Ultrasonido
Cuando un examen por ultrasonido revela una anormalidad sospechosa en el seno, un médico puede optar por realizar una biopsia guiada por ultrasonido. Dado que un ultrasonido ofrece imágenes en tiempo real, a menudo se usa para guiar los procedimientos de la biopsia. Por lo general se tendrá que realizar un examen por ultrasonido antes de la biopsia, para poder planear el procedimiento, y para determinar si se puede utilizar este tipo de biopsia.

Para obtener más información sobre este procedimiento, consulte Biopsia de mama guiada por ultrasonido (www.RadiologyInfo.org/sp/info.cfm?pg=breastbius).

Forma en que debo prepararme

Se le solicitará que se desvista hasta la cintura y que utilice una bata durante el procedimiento.

La forma en que se ve el equipo

Ver ampliación y subtítulo
Fotografía del equipo de ultrasonido

Los exploradores de ultrasonido consisten en una consola que contiene una computadora y sistemas electrónicos, una pantalla de visualización para video y un transductor que se utiliza para hacer la exploración. El transductor es un dispositivo portátil pequeño que se parece a un micrófono y que se encuentra conectado al explorador por medio de un cable. El transductor envía ondas acústicas inaudibles de alta frecuencia dentro del cuerpo y luego capta los ecos de retorno de los tejidos del cuerpo. Los principios se asemejan al sonar utilizado por barcos y submarinos.

La imagen por ultrasonido es inmediatamente visible en una pantalla de visualización para video que se asemeja a un televisor o a un monitor de computadora. La imagen se crea en base a la amplitud (volúmen), frecuencia (tono) y tiempo que le lleva a la señal ultrasonora retornar desde el área del paciente que está siendo examinada hasta el transductor, como así también la composición del tejido del cuerpo y el tipo de estructura del cuerpo a través de la cual viaja el sonido.

De qué manera funciona el procedimiento

Las imágenes por ultrasonido están basadas en el mismo principio que se relaciona con el sonar utilizado por los murciélagos, barcos y pescadores. Cuando una onda acústica choca contra un objeto, rebota,y hace eco. Al medir estas ondas causadas por el eco es posible determinar la distancia a la que se encuentra el objeto así como su forma, tamaño, y consistencia (si se trata de un objeto sólido o que contiene fluido).

En medicina, el ultrasonido se utiliza para detectar cambios en el aspecto y función de los órganos, tejidos, y vasos, o para detectar masas anormales como los tumores.

En un examen por ultrasonido, un transductor envía las ondas acústicas y recibe las ondas causadas por el eco. Al presionar el transductor contra la piel, dirige al cuerpo pequeños pulsos de ondas acústicas de alta frecuencia inaudibles. A medida que las ondas acústicas rebotan en los órganos internos, fluidos y tejidos, el micrófono sensible del transductor registra cambios mínimos que se producen en el tono y dirección del sonido. Una computadora mide y muestra estas ondas de trazo en forma instantánea, lo que a su vez crea una imagen en tiempo real en el monitor. Uno o más cuadros de las imágenes en movimiento típicamente se capturan como imágenes estáticas. Pequeñas sequencias de las imágenes en "tiempo real" también pueden ser grabadas.

El ultrasonido Doppler, una aplicación especial del ultrasonido, mide la dirección y velocidad de las células sanguíneas a medida que se mueven por los vasos. El movimiento de las células sanguíneas causa un cambio en el tono de las ondas acústicas reflejadas (denominado efecto Doppler). Una computadora recopila y procesa los sonidos y crea gráficos o imágenes a colores que representan el flujo sanguíneo a través de los vasos sanguíneos.

Cómo se realiza

Deberá permanecer acostada boca arriba sobre la mesa de examen, y se le podría pedir que levante su brazo por encima de la cabeza.

Después de que usted se ubica en la mesa de examen, el radiólogo o ecografista aplicará un gel tibio en la zona del cuerpo que se está estudiando. El gel ayudará a que el transductor haga contacto en forma segura con el cuerpo y elimine bolsas de aire entre el transductor y la piel que pueden obstruir el paso de las ondas sonoras hacia su cuerpo. El transductor se coloca sobre el cuerpo y se mueve hacia adelante y hacia atrás por la zona de interés hasta capturar las imágenes deseadas.

Generalmente no se producen molestias debidas a la presión aplicada a medida que el transductor se presiona contra la zona que está siendo examinada. Sin embargo, si la exploración se realiza sobre una zona sensible, se puede experimentar una sensación de presión o un dolor leve causado por el transductor.

La ecografía Doppler se lleva a cabo utilizando el mismo transductor.

Una vez que se finaliza el proceso de toma de imágenes, se limpiará de su piel el gel claro de ultrasonido.

Qué experimentaré durante y después del procedimiento

Los exámenes por ultrasonido no son dolorosos, y son rápidos y fácilmente tolerables por la mayoría de los pacientes.

Ver ampliación y subtítulo
Ultrasonido de la imagen

El ultrasonido del seno generalmente se completa en 30 minutos.

Si se lleva a cabo un estudio por ultrasonido Doppler, es posible que oiga sonidos similares al pulso, que varían en tono mientras se controla y mide el flujo sanguíneo.

Es posible que se le pida que cambie de posición durante el examen.

Cuando el examen finaliza, es posible que se le pida a usted que se vista y que espere unos pocos minutos mientras se revisan las imágenes obtenidas por ultrasonido.

Luego de someterse a un examinación por ultrasonido, debería poder retomar sus actividades normales inmediatamente.

Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo

Un radiólogo, un médico específicamente capacitado para supervisar e interpretar los exámenes de radiología, analizará las imágenes y enviará un informe firmado a su médico de atención primaria, o al médico u otro profesional de la salud que lo haya remitido para el examen, quien compartirá con usted los resultados. En ciertos casos es posible que el radiólogo discuta los resultados con usted al finalizar el examen.

Podría ser necesario llevar a cabo algunos exámenes de seguimiento, y su doctor le explicará la razón exacta por la cual se pide otro examen. Algunas veces se realiza un examen de seguimiento porque un descubrimiento sospechoso o cuestionable necesita clarificación con vistas adicionales o con una técnica de toma de imágenes especial. Un examen de seguimiento también puede ser necesario para que cualquier cambio en una anormalidad conocida pueda ser monitorada a lo largo del tiempo. Los exámenes de seguimiento, a veces, son la mejor forma de ver si el tratamiento está funcionando, o si una anormalidad es estable a lo largo del tiempo.

Cuáles son los beneficios y los riesgos

Beneficios

  • La exploración por ultrasonido no es invasiva (sin agujas o inyecciones).
  • Ocasionalmente, un examen por ultrasonido puede resultar incómodo en forma temporaria, pero casi nunca es doloroso. El ultrasonido es un método que se encuentra ampliamente disponible, es fácil de utilizar y es menos costoso que otros métodos por imágenes.
  • Las imágenes por ultrasonido son extremadamente seguras y no utilizan radiación ionizante.
  • La exploración por ultrasonido proporciona una imagen clara de los tejidos blandos que no se visualizan bien en las imágenes de rayos X.
  • El ultrasonido proporciona una imagen en tiempo real, por lo que es una buena herramienta para guiar procedimientos de invasión mínima tales como las biopsias por aspiración y las aspiraciones con aguja.
  • Las imágenes por ultrasonido pueden ayudar a detectar lesiones en mujeres que tienen senos densos.
  • El ultrasonido puede ayudar a detectar y clasificar una lesión en un seno que no se puede interpretar de manera adecuada mediante una mamografía por sí sola.
  • Mediante el ultrasonido, los médicos pueden determinar que muchas áreas que presentan dudas clínicas se tratan de tejidos normales (como lobulillos de grasa) o de quistes benignos. Para la mayoría de las mujeres que tienen 30 años o más, se usará una mamografía junto con un ultrasonido. Para las mujeres con menos de 30 años, el ultrasonido por sí solo a menudo es suficiente para determinar si un área necesita una biopsia o no.

Riesgos

  • No se conocen efectos nocivos en humanos con respecto a los ultrasonidos de diagnóstico estándares.
  • La interpretación de un examen de seno por ultrasonido puede conducir a procedimientos adicionales como un ultrasonido de seguimiento o una aspiración o biopsia. Muchas de las áreas que se consideran dudosas resultan ser no cancerosas solamente con el ultrasonido.

Cuáles son las limitaciones de las imágenes por ultrasonido de seno

  • El ultrasonido es una de las herramientas utilizadas en el diagnóstico por imágenes de seno, pero no reemplaza la mamografía anual y el examen clínico minucioso de los senos.
  • Muchos cánceres no se pueden visualizar con ultrasonido.
  • Una biopsia puede ser recomendada para determinar si una anormalidad sospechosa es cáncer o no.
  • La mayoría de los descubrimientos obtenidos con ultrasonido que requieren de una biopsia no son cánceres.
  • Muchas calcificaciones observadas en las mamografías no se pueden observar en un ultrasonido. Algunos cánceres de seno en etapa inicial sólo aparecen como calcificaciones en una mamografía. Las anormalidades debidas al cáncer que se encuentran con la RMN no siempre pueden ser identificadas con ultrasonido.
  • Muchas instituciones no ofrecen la exploración por ultrasonido y el procedimiento puede no estar cubierto por algunos planes de seguro médico.
  • Es importante elegir una institución que tenga experiencia en la realización del ultrasonido de senos, preferentemente aquella en donde los radiólogos se especialicen en el diagnóstico por imágenes de senos. El ultrasonido depende del reconocimiento de la anormalidad al momento de realizar la exploración, ya que se trata de un examen en "tiempo real". Esto requiere experiencia y equipos adecuados. Una medida de la pericia de una institución para realizar ultrasonido de senos se puede encontrar en el estado de su acreditación ACR. Verifique las instalaciones que operan en su área en la base de datos de instituciones con acreditación ACR (http://www.acr.org/accreditation/AccreditedFacilitySearch.aspx).

¿Encontró la información que buscaba?   

      

Si desea agregar un comentario, haga clic aquí.

Encontrar un proveedor aprobado por el ACR: Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Costos de los exámenes: Los costos de exámenes y tratamientos específicos por medio de imágenes médicos varían ampliamente a través de las regiones geográficas. Muchos procedimientos por imágenes—pero no todos—están cubiertos por seguro. Hable con su medico y/o el personal del centro medico respecto a los honorarios asociados con su procedimiento de imágenes médicos para tener mejor comprensión de las porciones cubiertas por seguro y los posibles gastos en que puede incurrir.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la American College of Radiology (ACR) y de la Radiological Society of North America (RSNA), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, ACR, y RSNA no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.

Imágenes:Las imágenes se muestra para fines ilustrativos. No trate de sacar conclusiones comparando esta imagen con otras en el sitio. Solamente los radiólogos calificados deben interpretar las imágenes.

e-mail
E-mail
Imprimir
Imprimir esta página

Imágenes
PDF
 PDF

Esta página fue repasada en 2014-02-12

Relacionado: