RadiologyInfo.org/sp/

Cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal o carcinoma colorrectal es un cáncer del colon y/o recto. Para ayudar a diagnosticar su condición, su doctor podría realizar una colonoscopía, una colonografía por TAC (también conocida como colonoscopía virtual) o un enema de bario con contraste de aire. Su médico también podría ordenar una TAC abdominal y pélvica, un PET/CT, una RMN del cuerpo, o un ultrasonido endorrectal.

Dependiendo del tamaño y extensión del cáncer, podría requerirse de una cirugía. Los casos avanzados podrían requerir de tratamientos con radiación tales como la radioterapia de haz externo (EBT). Su doctor también puede prescribir el uso de quimioterapia como un tratamiento complementario para disminuir las posibilidades de que el tumor regrese en otras partes del cuerpo.

En qué consiste el cáncer colorrectal

El cáncer colorrectal, también llamado carcinoma colorrectal, es un cáncer, o tumor maligno, del intestino grueso que puede afectar al colon o recto. En general, el colon es la porción de cinco o seis pies de la parte superior del intestino delgado, y el recto es la porción de cinco a siete pulgadas situadas por arriba del canal anal.

Factores tales como la edad, la raza, el historial familiar o personal de enfermedad del colon y la dieta pueden jugar un papel importante en el hecho de tener un riesgo incrementado de desarrollar cáncer colorrectal.

Muchos cánceres de colon se desarrollan a lo largo de un período largo de tiempo, a menudo surgiendo de pólipos precancerosos del colon que crecen gradualmente y pueden transformarse en cáncer. Muchos cánceres de colon en etapas tempranas no causan ningún síntoma. Por lo tanto, actualmente se recomiendan varios métodos de detección de cáncer de colon con la esperanza de encontrar el pólipo o cáncer a tiempo, cuando puede ser curado y extirpado. Debería considerar la posibilidad de conversar con su médico sobre si el examen de detección temprana del cáncer de colon es adecuado para usted, y sobre cuándo se lo debería hacer.

Si el cáncer ha crecido hasta un tamaño en el que causa síntomas, estos pueden incluir:

  • Dolor abdominal, cólicos o gas
  • Pérdida de peso
  • Fatiga
  • Cambios en los movimientos intestinales tales como diarrea, constipación o hinchazón
  • Sangre en las heces o sangrado rectal
  • Bloqueo parcial o total del intestino

Forma en que se diagnostica y evalúa el cáncer colorrectal

Para poder diagnosticar la causa de los síntomas, su médico podría ordenar:

  • Colonoscopía: en este examen se utiliza un tubo flexible con una cámara pequeña en un extremo, que se inserta dentro del colon. La cámara captura imágenes del interior del intestino grueso. Se pueden extirpar y evaluar pólipos y/u otras muestras de tejidos para determinar si son cancerosas.
  • Colonografía por TAC: Ase inserta un tubo pequeño dentro del recto y se usa aire para inflar el colon. Luego, se obtienen imágenes por TAC de baja dosis del abdomen y la pelvis con el paciente yaciendo de espalda, y luego sobre el estómago. Un programa de computación puede crear una vista tridimensional (3-D) del interior del colon, permitiendo que radiólogos especialmente entrenados busquen anormalidades (tales como pólipos) en el intestino grueso.
  • Enema de bario con contraste de aire: también denominado GI (gastrointestinal) inferior, este examen por rayos X del intestino grueso permite a los radiólogos observar el colon y el recto en tiempo real y detectar cualquier crecimiento anormal.

Otros tipos de exámenes por imágenes que su médico podría ordenar incluyen:

  • TAC abdominal y pélvica: este procedimiento de toma de imágenes utiliza rayos X para identificar rápidamente fuentes de dolor o anormalidades dentro del tracto gastrointestinal.
  • PET/CT: la tomografía por emisión de positrones (PET) es un tipo de examen de medicina nuclear que utiliza cantidades pequeñas de material radioactivo para crear imágenes de las funciones del cuerpo. Un PET/CT fusiona imágenes de exploraciones por PET y CT para detectar y localizar anatómicamente el cáncer y determinar la extensión de diseminación del cáncer.
  • Resonancia magnética nuclear (RMN) del cuerpo: este examen por imágenes utiliza un campo magnético y pulsos de radiofrecuencia para producir fotografías detalladas de los órganos internos, y ayuda en la detección de enfermedades del intestino delgado, colon, recto y ano. No involucra el uso de radiación.
  • Ultrasonido endorrectal: este examen por imágenes utiliza ondas de sonido de alta frecuencia, generadas en una sonda que se inserta dentro del recto. Las ondas de sonido crean una imagen de la pared rectal y el tejido circundante. No involucra el uso de radiación. Este examen puede usarse para determinar la extensión a nivel local de la enfermedad, si el paciente ha sido diagnosticado con cáncer rectal.

Forma en que se trata el cáncer colorrectal

Dependiendo del tamaño y extensión de la diseminación del cáncer, los pacientes podrían necesitar ser sometidos a una cirugía, removiendo parte o la totalidad del colon, para poder extirpar el tumor. En el caso de algunos pacientes podría ser necesario realizar una ileostomía o colostomía, que desvía el contenido intestinal hacia una bolsa externa. Casos avanzados podrían requerir tratamientos radioterapéuticos tales como:

  • Terapia de haz externo (EBT): este tratamiento es una forma de radioterapia realizada con varios haces o rayos X de alta energía que inciden directamente en el tumor del paciente. Estos rayos X administran radiación en el tumor del paciente para poder destruir las células cancerosas, mientras se dejan sin afectar los tejidos sanos circundantes.

En algunos casos se puede utilizar la quimioterapia como tratamiento complementario, ya sea sola o en combinación con la radioterapia. La quimioterapia se administra para reducir la posibilidad de que el tumor regrese a cualquier parte del cuerpo o para disminuir el riesgo de enfermedad en el cuerpo, si no puede ser extirpado quirúrgicamente. Por lo general se administra a lo largo del tiempo y en forma alternada con períodos sin tratamiento. Se pueden presentar efectos secundarios tales como conteo anormal de glóbulos rojos, fatiga, diarrea, llagas en la boca, y un sistema inmune comprometido.

Esta página fue repasada en 2015-06-26

Imágenes

Ver ampliación y subtítulo

Acerca de este sitio

RadiologyInfo.org es producido por:

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la American College of Radiology (ACR) y de la Radiological Society of North America (RSNA), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, ACR, y RSNA no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.