RadiologyInfo.org/sp/

Introducción a la terapia para el cáncer (radioterapia)

La radioterapia es el uso de radiación de alta energía para dañar el ADN de las células cancerosas y destruir su capacidad para dividirse y crecer. Se puede administrar utilizando máquinas llamadas aceleradores, o mediante fuentes radioactivas que se colocan en el interior del paciente en forma temporaria o permanente. La radioterapia puede ayudar a reducir el dolor y el sufrimiento en los pacientes con cáncer avanzado.

La preparación para la radioterapia se centra en hacer que la dosis de radiación incida en el cáncer de la forma más precisa posible, como para reducir al máximo los efectos secundarios y evitar el daño a las células normales. Se pueden utilizar exámenes por imágenes para ayudar a determinar la forma y la ubicación exacta de su tumor y definir sus límites. Su médico le dará instrucciones específicas de acuerdo al tipo de examen que se le va a hacer.

Generalidades

Poco después de que el físico alemán Wilhelm Conrad Roentgen descubriera los rayos X en 1895, los "poderosos rayos" se empezaron a usar de forma eficaz para el tratamiento del cáncer.

En la actualidad, un número creciente de pacientes reciben radioterapia exitosa para el cáncer, con pocos efectos secundarios, y con conservación de los tejidos normales.

La tecnología moderna hace posible que el tratamiento sea más preciso, gracias a la combinación de imágenes en tres dimensiones, planificación computarizada de tratamiento y máquinas de rayos X de alta energía. Los profesionales que usan este tipo de tecnología o la información obtenida de la misma incluyen:

Para informarse más sobre cada especialidad, haga clic en el profesional de radiología listado.

Qué es la radioterapia

Aproximadamente, un 60 por ciento de los enfermos con cáncer reciben radioterapia en algún momento durante el curso de sus respectivos tratamientos.

La radioterapia es el uso de radiación de alta energía para tratar el cáncer. El radioncólogo puede usar radiación para curar el cáncer, para aliviar el dolor producido por el cáncer o para aliviar otros síntomas debidos al cáncer.

La radioterapia destruye la capacidad de las células cancerosas para reproducirse, y el cuerpo se deshace naturalmente de estas células. La radiación afecta las células cancerosas dañando sus ADNs, de manera tal que las células cancerosas ya no puedan dividirse y crecer. La radiación es más efectiva para destruir células cuando las mismas están dividiéndose activamente. Las células cancerosas son más vulnerables a la radiación debido a dos razones: se dividen más rápido que las células normales y no reparan este daño en forma tan eficiente como las células normales.

Un radioncólogo puede utilizar radioterapia externa generada por un acelerador lineal (una máquina que acelera electrones para producir rayos X o rayos gamma). La terapia de protones constituye otra forma de radioterapia externa que usa ciclotrones o sincrotrones para producir átomos cargados que destruyen tumores.

La radiación también puede ser suministrada con fuentes radioactivas que son puestas dentro del paciente braquiterapia. Las fuentes radioactivas son selladas en agujas, semillas, cables, o catéteres, y son implantadas directamente dentro o cerca de un tumor en forma temporaria o permanente. La braquiterapia es un tratamiento común para los cánceres de próstata, de útero, de cérvix o de los senos.

Algunos pacientes con cáncer pueden ser tratados con radiación solamente, en vez de usar cirugía. Muchas veces el cáncer de próstata y de laringe se tratan de esta manera.

A veces la radioterapia es solamente una parte del tratamiento. Cuando la radioterapia es usada después de la cirugía, se llama tratamiento coadyuvante. Por ejemplo, una mujer puede recibir radioterapia después de una cirugía conservadora del seno. De esta forma, puede curarse del cáncer sin perder el seno.

La radiación también puede ser suministrada antes de la cirugía, en cuyo caso se llama neoadyuvante o radioterapia de inducción, para mejorar las chances de curación o para hacer que la cirugía sea más fácil. Ejemplos de este tipo de estrategia incluyen el tratamiento para el cáncer de esófago, recto y pulmón.

Los pacientes pueden recibir radioterapia y quimioterapia antes de la cirugía. El tratamiento combinado podría permitir hacer una cirugía menos radical que de otra manera sería necesaria. Por ejemplo, algunos pacientes con cáncer de la vejiga pueden conservar la vejiga si se tratan con los tres métodos en vez de con uno solo. La quimioterapia puede usarse simultáneamente con la radioterapia sin cirugía para mejor la respuesta localizada y reduce la enfermedad metastático; esto se llama terapia de modalidades combinadas.

En algunos casos, tales como el cáncer de pulmón, de cabeza y cuello o de cérvix, la terapia de modalidad combinada podría ser el único tratamiento necesario sin la cirugía.

Debido a que la radiación puede dañar células normales, es importante que la dosis de radiación sea dirigida con precisión hacia el cáncer. La toma de imágenes también ayuda con el planeamiento del tratamiento, permitiendo el envío preciso de la radiación que de esta manera esquiva el tejido vecino sano y minimiza los efectos secundarios y complicaciones.

Un tipo avanzado de radiación conformada en tres dimensiones (3D), denominada radioterapia de intensidad modulada o IMRT, ajusta en forma más precisa la dosis a los tumores, permitiendo la administración en forma segura de dosis de radiación más elevadas que las convencionales. La radioterapia guiada por imágenes IGRT, por lo general, se usa en forma conjunta con la radioterapia de intensidad modulada (IMRT) para entregar dosis de radiación en tumores malignos o incluso en áreas específicas dentro del tumor. Desarrollos recientes como la radioterapia guiada por imágenes (IGRT) permiten, incluso, realizar ajustes durante el tratamiento en áreas del cuerpo que son propensas al movimiento, tales como los pulmones, y en tumores localizados cerca de órganos y tejidos importantes.

Otras técnicas que hacen posible la entrega de dosis ultra precisas de radiación en los tumores incluyen la radiocirugía estereotáctica, que usa imágenes en 3-D para determinar las coordinadas exactas de un tumor en el cuerpo. De esta manera, los rayos gamma o los rayos X altamente focalizados, convergen en el tumor para encogerlo. El bisturí de rayos gamma es una opción de tratamiento que usa fuentes de cobalto radioactivo para focalizar múltiples haces de radiación sobre una área pequeña. Los aceleradores lineales también pueden ser usados para entregar radioterapia estereotáctica en el cerebro. También se pueden tratar otras partes del cuerpo, pero en este caso se la considera como radioterapia estereotáctica del cuerpo (SBRT). Áreas emergentes para el uso de la SRBT incluyen pulmones, hígado y huesos.

La radiación también puede ser usada para cortar la circulación de sangre hacia un tumor en órganos vasculares como el hígado. Por lo pronto, la radioembolización usa microesferas llenas con isótopos radiactivos para bloquear el suministro de sangre a un tumor para que así se muera de hambre.

Además de ser una opción de tratamiento para el cáncer, la radioterapia es también paliativa; esto significa que puede ayudar a reducir el dolor y el sufrimiento en pacientes con cáncer avanzado. Los pacientes con dolor significativo, dificultad para caminar o dificultad para comer debido al tumor pueden experimentar una mejora en la calidad de vida a través de la radiación paliativa.

Esta página fue repasada en 2015-07-13

Imágenes

Ver ampliación y subtítulo

Acerca de este sitio

RadiologyInfo.org es producido por:

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la American College of Radiology (ACR) y de la Radiological Society of North America (RSNA), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, ACR, y RSNA no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.