RadiologyInfo.org/sp/

Enema terapéutico para intususcepción

El enema terapéutico se utiliza para ayudar a identificar y diagnosticar la intususcepción, un trastorno grave en el que una parte del intestino se desliza dentro de otra parte del intestino (como cuando se pliega un telescopio) causando inflamación y obstrucción. La intususcepción ocurre frecuentemente en la unión del intestino delgado con el grueso, y ocurre más comúnmente en niños/as de tres a 24 meses de edad. Se podría realizar un enema terapéutico utilizando aire o una solución de material de contraste para crear presión dentro del intestino y “revertir el efecto telescopio” de la intususcepción mientras se alivia la obstrucción.

Este examen generalmente se realiza como un procedimiento de emergencia. Hable con su doctor sobre enfermedades recientes, condiciones médicas, medicamentos y alergias (especialmente al bario o a los materiales de contraste con yodo) de su hijo/a. Se le podría pedir a su niño/a que se ponga una bata y que se saque todos los objetos que podrían interferir con las imágenes por rayos X. Se podría realizar ultrasonido para confirmar el diagnóstico.

En qué consiste el enema terapéutico para intususcepción

En qué consiste la intususcepción

La intususcepción es un problema grave, en el cual una parte del intestino se desliza dentro de otra parte del intestino, como cuando se pliega un telescopio. El intestino se inflama e hincha, y puede causar una obstrucción o bloqueo. Los síntomas pueden incluir dolor abdominal severo, fiebre, vómitos o material fecal anormal.

La intususcepción puede ocurrir en cualquier parte del tracto intestinal; sin embargo, ocurre frecuentemente en la unión del intestino delgado con el grueso. Esta condición ocurre, por lo general, en niños de tres a 24 meses de edad. La intususcepción es una emergencia médica/quirúrgica. Si su niño tiene alguno, o todos los síntomas de una intususcepción, debe llamar inmediatamente a su médico de cabecera, o a un profesional médico de emergencia. No le dé a su hijo medicinas que no requieran una prescripción médica.

En qué consiste el enema terapéutico

Se puede usar un enema diagnóstico para ayudar a identificar y diagnosticar una intususcepción. También se puede usar para tratar la intususcepción, en cuyo caso se denomina enema terapéutico.

Durante este examen, aire o una solución conteniendo un material de contraste (tinte de rayos X o bario), se inyecta dentro del intestino grueso, a través de un tubo pequeño y blando que se coloca en el recto. Luego se utiliza la fluoroscopia de rayos X para observar como el aire o el material de contraste fluyen a través del intestino grueso. El aire o el material de contraste son inyectados de manera que se cree una presión dentro del intestino grueso, y se empuje o “despliegue el telescopio” o intususcepción, removiendo así la obstrucción. El enema terapéutico no siempre resuelve la obstrucción, y es posible que se requiera una cirugía para poder corregir el problema.

Algunos usos comunes del procedimiento

Se puede realizar un enema terapéutico para tratar los síntomas de una intususcepción, que incluyen:

  • Distensión o hinchazón intestinal.
  • Dolor abdominal severo, que va y viene, y que hace que los niños empujen sus rodillas contra el pecho y lloren.
  • Vómitos que incluyen un fluido verdoso llamado bilis.
  • Material fecal mezclado con sangre y mucus

Forma en que debo prepararme

Debe informar a su médico sobre cualquier medicamento que su hijo este tomando, y sobre cualquier alergia que su niño padezca, especialmente alergias al barrio o a los materiales de contraste con iodo. También informe a su médico sobre enfermedades que su hijo haya padecido recientemente, u otras condiciones médicas.

Se le podría pedir a su niño que se ponga una bata y que se quite las joyas, anteojos y cualquier objeto metálico o ropa que pudiera interferir con las imágenes de rayos X.

También puede realizarse un examen por ultrasonido para ayudar a confirmar el diagnóstico de intususcepción.

La forma en que se ve el equipo

El equipo generalmente utilizado para este examen consiste en una mesa radiográfica, uno o dos tubos de rayos X y un monitor similar a un televisor ubicado en la sala de exámenes o en un cuarto cercano. La fluoroscopia, que convierte los rayos X en imágenes de video, se utiliza para o guiar y monitorear el progreso del procedimiento. El video es producido por la máquina de rayos X y por un detector que está suspendido sobre la mesa en la que yace el paciente.

De qué manera funciona el procedimiento

Los rayos X son una forma de radiación, como la luz o las ondas de radio. Los rayos X pasan a través de la mayoría de los objetos, incluso el cuerpo. Una vez que se encuentra cuidadosamente dirigida a la parte del cuerpo a examinar, una máquina de rayos X genera una pequeña cantidad de radiación que atraviesa el cuerpo, produciendo una imagen en película fotográfica o en detector especial.

La fluoroscopia usa un haz de rayos X continuo o en pulsos para crear una secuencia de imágenes que se proyectan en una pantalla fluorescente o monitor semejante a un televisor. Cuando es utilizada con un material de contraste oral o rectal (que permite visualizar el área examinada, haciéndola aparecer en blanco o negro brillante), esta técnica especial de rayos hace posible que el médico pueda ver los órganos internos en movimiento. También se capturan y guardan imágenes estáticas, ya sea en una película o electrónicamente en una computadora.

Hasta muy recientemente, las imágenes de rayos X se almacenaban en la forma de grandes placas fotográficas (muy similar a un negativo fotográfico grande). Hoy en día, la mayoría de las imágenes son archivos digitales que se almacenan electrónicamente. Estas imágenes almacenadas son de fácil acceso y a menudo se comparan con las imágenes actuales de rayos X para el diagnóstico y la administración de enfermedades.

Cómo se realiza

El enema para intususcepción se lleva a cabo, por lo general, como un procedimiento de emergencia.

Un radiólogo, un medico entrenado específicamente para realizar, supervisar, e interpretar exámenes radiológicos, llevará a cabo el enema con la asistencia de un radiotecnólogo.

Una enfermera o un tecnólogo podría insertar una línea intravenosa (IV) en la mano o en el brazo de su niño, para que se puedan administrar fluidos en forma intravenosa, si fuera necesario, para que su hijo se mantenga bien hidratado.

Probablemente, se tomarán rayos X del abdomen de su niño antes de realizar el enema, para constatar que no sea peligroso realizar un enema.

Para tomar estas imágenes de rayos X, se ubicará a su niño en la mesa de examen. Luego, el radiólogo o tecnólogo insertará un tubo dentro del recto, lo asegurará en la posición adecuada con cinta adhesiva, y comenzará a inyectar el aire o fluido de contraste dentro del intestino grueso.

Se le pedirá a su niño que se quede muy quieto. Por lo general, es necesario que un tecnólogo y un asistente o padre sostengan o inmovilicen de alguna forma a los niños de entre tres meses a dos años, para ayudarlos a mantenerse quietos. Por ejemplo, se los puede enrollar en una frazada, o se los puede colocar en una tabla de inmovilización. Ocasionalmente, se podría utilizar un medicamento para lograr una sedación moderada.

Por lo general, se recomienda a los padres que permanezcan con sus niños durante el procedimiento. Un especialista en niños, una persona con experiencia en ayudar a los niños a lidiar con el estrés generado por el procedimiento, podría asistir durante el examen.

Al final del examen, el tecnólogo podría caminar detrás de una pared, o dentro de la habitación contigua, para activar la máquina de rayos X, de manera tal que se pueda captar una última imagen con rayos X.

Una vez que la fluoroscopia y las imágenes por rayos X se hayan finalizado, casi todo el líquido de contraste será eliminado a través del tubo. Luego, su niño podrá eliminar el líquido o el aire remanente en un pañal o en el baño.

El enema para intususcepción se completa, por lo general, entre los 30 a 60 minutos.

Qué experimentaré durante y después del procedimiento

A medida que el aire o la solución líquida es introducida dentro del colon, su niño sentirá la necesidad de mover los intestinos, y podría sentir presión abdominal, o incluso pequeños retorcijones. La mayoría de los niños pueden tolerar el malestar. La punta del tubo de enema está especialmente diseñada para ayudar al paciente a retener el bario.

Dependiendo de los resultados del examen, su niño podría ser internado en el hospital luego del procedimiento de enema, y podría requerir fluidos intravenosos y medicamentos para el dolor por unos días. Durante este periodo, se restringirá, inicialmente la comida; la mayoría de los niños pueden comenzar a comer nuevamente a los pocos días.

Si lo internan, su niño estará listo para volver a la casa cuando pueda tolerar una dieta regular, tenga una función intestinal normal, y no tenga fiebre. Una vez que su niño esté de vuelta en su hogar, usted tiene que llamar a su proveedor de servicios médicos, si su niño presentara un cuadro de fiebre y/o dolor.

Su médico lo aconsejará sobre cuando su niño puede regresar a la actividades diarias normales.

Si se utilizó bario durante el enema, la materia fecal de su niño podría verse blancuzca o grisácea durante un día o más, mientras el bario es eliminado del sistema. Algunas personas sufren de estreñimiento luego del enema con bario; por lo tanto, es importante incentivar a su niño para que beba mucho líquido. Si su niño no tiene movimientos intestinales por más de dos días luego del examen, o no puede eliminar gas por el recto, llame a su médico en forma inmediata. Puede que sea necesario administrar un enema, o un laxante, para ayudar a su niño a eliminar el bario.

Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo

Un radiólogo, un médico específicamente entrenado para realizar enemas terapéuticos, y para supervisar e interpretar exámenes radiológicos, llevará a cabo el procedimiento y analizará las imágenes. El radiólogo enviará un reporte firmado a su médico de cabecera, el cual discutirá los resultados con usted.

Cuáles son los beneficios y los riesgos

Beneficios

  • Un enema con contraste líquido o con contraste de aire es un procedimiento de invasión mínima, en el cual las complicaciones no son muy comunes.
  • Las reacciones alérgicas son muy poco frecuentes porque el bario no se absorbe hacia la sangre.
  • No queda radiación en el cuerpo de un paciente luego de realizar el examen de rayos X.
  • Los rayos X por lo general no tienen efectos secundarios en el rango de diagnóstico típico para este examen.
  • Cuando se logra resolver la intususcepción con un enema por contraste de aire o liquido, el paciente puede evitar la cirugía para corregir el bloqueo intestinal.

Riesgos

  • La dosis efectiva de radiación para este procedimiento es variable. Vea la página de Seguridad para más información sobre dosis de radiación.
  • En muy pocos casos:
    • el aire o el líquido de contraste pueden derramarse a través de un agujero en los intestinos, produciendo inflamación en los tejidos circundantes.
    • bacterias que están presentes dentro del intestino pueden escapar hacia los tejidos circundantes, y eventualmente hacia el torrente sanguíneo, causando una infección que podría requerir una terapia con antibióticos.
  • Existe la posibilidad de que el enema no solucione el problema del bloqueo. Si esto sucede, su niño necesitará una cirugía para poder tratar la intususcepción.

Sobre la minimización de la exposición a la radiación

Se debe tener especial cuidado durante los exámenes de rayos X en utilizar la mínima dosis posible de radiación y a la vez generar las mejores imágenes para la evaluación. Las organizaciones nacionales e internacionales de protección de la radiología revisan y actualizan constantemente las normas técnicas utilizadas por los profesionales en radiología.

Los sistemas modernos de rayos X tienen haces de rayos X muy controlados y métodos de control de filtración para minimizar la desviación (dispersión) de la radiación. Esto garantiza que aquellas partes del cuerpo de las que no se toman imágenes reciban la mínima exposición posible a la radiación.

Cuáles son las limitaciones de enema para intususcepción

Existe la posibilidad de que el enema con contraste de aire o líquido no logre desdoblar los segmentos del intestino. Algunos niños podrían estar muy enfermos como para someterse al procedimiento. En estos casos, se necesitará realizar una cirugía para tratar la intususcepción

Esta página fue repasada en 2016-06-16

Imágenes

Ver ampliación y subtítulo

Acerca de este sitio

RadiologyInfo.org es producido por:

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la American College of Radiology (ACR) y de la Radiological Society of North America (RSNA), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, ACR, y RSNA no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.