Exploración pediátrica por TAC

En qué consiste la exploración pediátrica por TAC

La exploración por Tomografía Axial Computada – a veces denominada exploración TC o TAC – consiste en un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar enfermedades.

La exploración por TAC combina un equipo de rayos X especial con computadoras sofisticadas para producir múltiples imágenes o visualizaciones del interior del cuerpo. Luego, estas imágenes transversales pueden examinarse en un monitor de computadora, imprimirse o transferirse a un disco compacto (CD).

Las exploraciones TAC de los órganos internos, huesos, tejidos blandos o vasos sanguíneos brindan mayor claridad y revelan mayores detalles que los exámenes convencionales de rayos X.

Las exploraciones por TAC se pueden realizar en recién nacidos, niños pequeños y en niños más grandes.

Algunos de los usos comunes del procedimiento

La TAC se utiliza para ayudar a diagnosticar una amplia gama de anomalías que pueden ser causadas por lesiones o enfermedades.

Ver ampliación y subtítulo
TC de la imagen

En niños, la exploración por TAC generalmente se utiliza para diagnosticar las causas de dolor abdominal, para evaluar la presencia de lesiones luego de un trauma, para diagnosticar y clasificar un cancer, para monitorear la respuesta a un tratamiento para el cancer, y para diagnosticar y monitorear enfermedades infecciosas o inflamatorias.

La exploración por TAC también puede ser realizada para evaluar los vasos sanguíneos de todo el cuerpo. Con una exploración por TAC, es posible obtener imágenes muy detalladas del corazón y de vasos sanguíneos en niños, incluso en los recién nacidos.

Excepto por los rayos X del tórax, la TAC es el procedimiento de diagnóstico por imágenes más utilizado para evaluar el tórax. La exploración TAC del tórax se utiliza para evaluar:

  • complicaciones como resultado de infecciones como neumonía
  • un tumor que aparece en un pulmón o que se ha propagado hasta allí desde otro lugar distante
  • enfermedades en las vías respiratorias como inflamación de los bronquios (pasajes de aire)
  • defectos de nacimiento
  • trauma de los vasos sanguíneos o pulmones

La exploración por TAC sirve para visualizar enfermedades o lesiones de órganos importantes en el abdomen como el hígado, el riñón y el bazo. La exploración por TAC a veces se utiliza para:

  • diagnosticar apendicitis
  • evaluar a adolescentes con desórdenes inflamatorios del intestino
  • detectar tumores abdominales o defectos de nacimiento

En la zona pélvica, la exploración por TAC puede ayudar a:

  • detectar quistes o tumores en la pelvis
  • evaluar la presencia de cálculos en el tracto urinario
  • evaluar la enfermedad en los huesos pélvicos

Forma en que debo preparar a mi hijo

Su hijo debe vestirse con prendas cómodas y sueltas para el examen. Es posible que le pidan que use una bata durante el procedimiento.

Los objetos metálicos como joyas, anteojos, audífonos, frenillos no permanentes, y broches para el cabello pueden afectar las imágenes de TAC y pueden tener que ser removidas antes del examen de su hijo. Esto puede conversarse con el tecnólogo de TAC, el especialista que llevará a cabo la exploración por TAC.

Es posible que le solicite que su hijo no ingiera alimentos o bebidas durante varias horas antes, especialmente si en el examen se utilizará un sedante o anestesia. Si se utilizan sedantes o anestesia, es probable que a su hijo no se le permita ingerir alimentos por varias horas antes del examen. Por lo general, los niños que han estado enfermos recientemente no serán sedados o anestesiados. De ser así, o si usted sospecha que su hijo se puede estar enfermando, debe hablar con su médico para reprogramar la exploración por TAC.

También debe informar a su médico si su hijo se encuentra tomando alguna medicación y si padece de algún tipo de alergia, especialmente a medios de contraste intravenosos (IV) o de ingesta oral (también conocidos como "tintes"), yodo o mariscos. La información sobre alergias también debe ser discutida con el tecnólogo de TAC o la enfermera al momento del examen por TAC. Si sabe que su hijo tiene una alergia al material de contraste, debe informárselo al tecnólogo o al médico antes del examen.

Asimismo, informe a su médico si su hijo ha sufrido alguna enfermedad o dolencia recientemente, y si tiene antecedentes de enfermedades cardíacas, asma, diabetes, enfermedades renales o problemas de tiroides. Cualquiera de estas condiciones puede influenciar la decisión respecto de si se usará o no un material de contraste en su niño durante el examen por TAC.

La forma en que se ve el equipo

El dispositivo para la exploración por TAC es una máquina de gran tamaño que tiene un hueco, o túnel corto en el centro. Una mesa de examen movible se desliza dentro y fuera del túnel. En el centro de la máquina, el tubo de rayos X y los detectores electrónicos de rayos X se encuentran colocados en forma opuesta sobre un aro, llamado gantry, que rota al alrededor del paciente. El monitor y la computadora que procesa información de las imágenes se encuentran ubicados en una sala aparte donde se sienta el tecnólogo de TAC. El tecnólogo podrá observar a su hijo en el dispositivo para la exploración por TAC durante todo el tiempo.

De qué manera funciona el procedimiento

En numerosas formas, la exploración por TAC es similar a otros exámenes de rayos X. Los rayos X son una forma de radiación, como la luz o las ondas de radio, que pueden ser dirigidas al cuerpo. Diferentes partes del cuerpo absorben los rayos X en distintos grados.

En un examen de rayos X convencional, una pequeña cantidad de radiación atraviesa el cuerpo, registrando una imagen sobre una película fotográfica o una placa especial para registro de imágenes. En los rayos X los huesos aparecen blancos; los tejidos blandos aparecen en gamas de color gris y el aire aparece en color negro.

Con la exploración por TAC, numerosos haces de rayos X y un conjunto de detectores electrónicos de rayos X rotan alrededor del paciente. Al mismo tiempo, la mesa de examen se mueve a través del dispositivo de exploración, de manera que el haz de rayos X siga una trayectoria en forma de espiral. Un programa especial informático procesa esta serie de imágenes, o cortes de su cuerpo, con el fin de generar imágenes transversales bidimensionales, que luego se muestran en el monitor. Cuando lo requiera el médico o el radiólogo que está interpretando el examen, se pueden generar imágenes tridimensionales (3-D) usando un programa de computación especial.

Las imágenes por TAC a veces se comparan con mirar dentro de un pan de molde que se corta en finas rodajas. Cuando las finas imágenes son rearmadas por medio de un software informático, el resultado consiste en una visualización multidimensional muy detallada del interior del cuerpo.

El perfeccionamiento en la tecnología de detectores permite que los nuevos dispositivos de exploración por TAC obtengan imágenes con cortes múltiples en una sola rotación. Estos dispositivos de exploración, llamados "TAC de imágenes múltiples" o "multidetector TAC" permiten obtener cortes más delgados que proveen más detalle del cuerpo en períodos de tiempo mas cortos.

Los dispositivos de exploración por TAC modernos son tan veloces que pueden explorar amplios sectores del cuerpo en tan sólo unos segundos. Dicha velocidad es un beneficio para todos los pacientes pero especialmente para los niños, los ancianos y las personas gravemente enfermas.

Para ciertos exámenes por TAC, se utiliza material de contraste para aumentar la visibilidad en el área del cuerpo en estudio.

Cómo se realiza

El tecnólogo comienza colocando al paciente en la mesa de examen para TAC, generalmente acostado boca arriba, pero a veces en otras posiciones. Es posible que se utilicen correas y cojines para ayudar al paciente a que mantenga una posición correcta y a que permanezca inmóvil durante el examen.

Usted debe alentar a su hijo para que diga si se siente molesto durante el proceso de la ubicación en el dispositivo ya que es importante que se mantenga inmóvil durante el examen. Una vez que el niño se encuentra bien ubicado, el tecnólogo de TAC se trasladará a la sala contigua desde donde puede mirar por una ventana, para empezar la exploración.

Si se utiliza material de contraste, el mismo será ingerido, inyectado por vía intravenosa (IV) o administrado por medio de un enema, dependiendo del tipo de examen.

A continuación, la mesa se moverá rápidamente a través del dispositivo de exploración para determinar la posición inicial correcta para las exploraciones. Luego, la mesa se moverá lentamente a través de la máquina mientras se realiza la exploración. Dependiendo del tipo de exploración por TAC, la máquina podría hacer varias pasadas.

Se les puede pedir a los pacientes que contengan la respiración durante el examen por TAC, especialmente si se está explorando el pecho.

La mayoría de los niños mayores de seis años pueden contener la respiración el tiempo suficiente como para completar la exploración aunque, tal vez, necesiten instrucciones y práctica. Los niños más chicos quizás no puedan contener la respiración el tiempo suficiente como para completar la exploración. En estas circunstancias, es mejor dejar que los niños respiren normal y regularmente durante la exploración.

Cuando el examen finalice, es posible que le soliciten a su hijo que espere hasta que el tecnólogo determine que las imágenes son de alta calidad suficiente para que el radiólogo las lea.

Qué experimentará mi hijo durante y después del procedimiento

Por lo general los exámenes por TAC son rápidos, sencillos y sin dolor.

A pesar de que la exploración en sí misma no causa dolor, es posible que su hijo sienta cierta incomodidad al tener que permanecer inmóvil durante varios minutos.

Si se utiliza material de contraste intravenoso, su hijo sentirá un pinchazo leve cuando se inserta la IV, generalmente en la mano o el brazo. El niño puede experimentar una sensación de calor durante la inyección del medio de contraste y un gusto metálico en la boca que dura unos minutos. En forma ocasional, un paciente desarrollará comezón y urticaria, que puede aliviarse con medicación, si fuera necesario. Si su hijo se siente mareado o experimenta dificultades para respirar, debe informárselo al tecnólogo o a la enfermera, ya que esto puede ser un signo de una reacción alérgica más grave. Si su hijo experimenta cualquier tipo de reacción al contraste intravenoso, es importante que usted o su hijo recuerden que tienen que informar de ello a los proveedores de salud en el futuro.

Si el material de contraste es ingerido, es posible que su hijo sienta que el sabor es levemente desagradable, incluso si está mezclado con soda o jugos. Sin embargo, la mayoría de los pacientes pueden tolerar el contraste oral sin dificultad. En el caso poco común de que el material de contraste sea suministrado por medio de un enema, su hijo puede experimentar una sensación de saciedad estomacal y una creciente necesidad de expeler el líquido. En este caso, anime a su hijo a que tenga paciencia, ya que la leve incomodidad no durará mucho tiempo.

Cuando su hijo ingrese al dispositivo de exploración por TAC, se pueden utilizar luces especiales para asegurarse de que esté bien ubicado. Con los dispositivos de exploración por TAC modernos, su hijo sólo oirá suaves zumbidos y chasquidos mientras el dispositivo de exploración por TAC gira a su alrededor durante el proceso de obtención de imágenes.

El tecnólogo se retirará de la habitación para realizar la exploración por TAC. Sin embargo, el tecnólogo podrá ver, oír y hablarle a su hijo en todo momento. Es posible que se le permita a uno de los padres ingresar a la sala pero se le exigirá que utilice un delantal de plomo para evitar la exposición a la radiación. La dosis de radiación inmediatamente afuera del explorador por TAC es muy baja. No obstante, si usted sospecha que puede estar embarazada, es mejor que otra persona entre a la sala acompañando a su niño.

Algunas instituciones que realizan diagnósticos por imágenes utilizan anestesia general o sedación consciente en los niños pequeños que no pueden permanecer inmóviles. En este caso, usted quizas pueda quedarse con su hijo en la sala de examen hasta que se quede dormido. Es posible que haya que esperar un poco más de lo habitual luego del examen, para asegurarse de que su hijo esté razonablemente alerta.

Generalmente, luego de la exploración por TAC, su hijo puede retomar sus actividades normales. Si su hijo recibió alguna forma de sedación para el examen, usted permanecerá con su niño en el hospital durante un período de recuperación, y se le darán instrucciones sobre cualquier limitación en las actividades de ese día.

Quién interpreta los resultados y cómo los obtenemos

Un médico, generalmente un radiólogo con pericia en supervisar e interpretar los exámenes de radiología, analizará las imágenes y enviará un informe detallado al médico que lo derivó para el examen. Su médico remitente o de atención primaria hablará con usted sobre los resultados.

Podría ser necesario llevar a cabo algunos exámenes de seguimiento, y su doctor le explicará la razón por la cual se necesita otro examen. Algunas veces se realiza un examen de seguimiento porque un descubrimiento sospechoso o cuestionable necesita clarificación con vistas adicionales o con una técnica de toma de imágenes especial. Un examen de seguimiento puede ser necesario para que cualquier cambio en una anormalidad conocida pueda ser monitorada a lo largo del tiempo. Los exámenes de seguimiento, a veces, son la mejor forma de ver si el tratamiento está funcionando, o si una anormalidad es estable a lo largo del tiempo.

Cuáles son los beneficios y los riesgos

Beneficios

  • La utilización de una unidad TAC de detector múltiple para examinar niños es más veloz que los antiguos dispositivos de exploración por TAC y reduce la necesidad de sedantes y anestesia general.
  • Cada vez existen más tecnologías nuevas que permiten una exploración aún más rápida. Para los niños esto implica menos tiempo para la obtención de imágenes y menos tiempo permaneciendo inmóviles para poder obtener imágenes claras. Además, los tiempos de exploración más breves facilitarán que los niños contengan su respiración durante las partes más importantes del examen.
  • Las imágenes por TAC son exactas, no son invasivas y no provocan dolor.
  • Una ventaja importante de la TAC es su capacidad de obtener imágenes de huesos, tejidos blandos y vasos sanguíneos al mismo tiempo.
  • A diferencia de los rayos X convencionales, la exploración por TAC brinda imágenes detalladas de numerosos tipos de tejido así como también de los pulmones, huesos y vasos sanguíneos.
  • Los exámenes por TAC son rápidos y sencillos; en casos de emergencia, pueden revelar lesiones y hemorragias internas lo suficientemente rápido como para ayudar a salvar vidas.
  • Se ha demostrado que la TAC es una herramienta de diagnóstico por imágenes rentable que abarca una amplia serie de problemas clínicos.
  • La TAC es menos sensible al movimiento de pacientes que la RMN.
  • A diferencia de la RMN, la TAC se puede realizar aunque tenga implantado cualquier tipo de dispositivo médico.
  • El diagnóstico por imágenes TAC proporciona imágenes en tiempo real, haciendo de éste una buena herramienta para guiar procedimientos de invasión mínima tales como biopsias por aspiración y aspiraciones por aguja de numerosas áreas del cuerpo, particularmente los pulmones, el abdomen, la pelvis y los huesos. A veces, la exploración por TAC puede ser sustituida por el ultrasonido, como método de toma de imágenes para estos procedimientos en niños.
  • Un diagnóstico determinado por medio de una exploración por TAC puede eliminar la necesidad de una cirugía exploratoria y una biopsia quirúrgica.
  • Luego del examen por TAC no quedan restos de radiación en su cuerpo.
  • Los rayos X utilizados en las exploraciones por TAC estándar no tienen efectos secundarios inmediatos.

Riesgos

  • En los niños, el riesgo de una reacción alérgica grave a los materiales de contraste que contienen yodo es poco habitual y casi siempre moderada, y los departamentos de radiología están bien equipados para tratar estas reacciones.
  • La radiación es necesaria para obtener imágenes por TAC. Se sabe que los niveles altos de radiación pueden provocar cáncer. Sin embargo, las exploraciones por TAC producen niveles bajos de exposición. La posibilidad de que estos niveles puedan causar cáncer es discutible, pero como es posible, se hacen todos los esfuerzos al alcance para limitar la cantidad de radiación que el niño recibirá de la exploración por TAC. Una de las mejores maneras de limitar la exposición a la radiación es evitar las exploraciones por TAC que no son evidentemente necesarias. Otra estrategia es la consideración de otros tipos de exámenes diagnósticos, tales como la RMN o el ultrasonido que podrían proporcionar el mismo tipo de información. Otras medidas son restringir todo lo posible el área de exploración y predeterminar las configuraciones de TAC basándose en el motivo del examen, en la zona del cuerpo que se examina y en el tamaño del niño. Los radiólogos generalmente intentan utilizar la menor dosis posible de radiación que les ofrecerá la información de diagnóstico necesaria. Los beneficios de un diagnóstico preciso pesan mucho más que los riesgos. Consulte la página de Seguridad (www.RadiologyInfo.org/sp/safety/) para obtener mayor información acerca de la dosis de radiación.
  • Siempre existe el riesgo de complicaciones a partir de una anestesia general o sedación. Se tomarán todas las medidas para proteger el bienestar de su hijo, incluyendo el seguimiento cercano.
  • Debido a que los niños son más sensibles a la radiación, se les debe someter a un estudio por TAC únicamente si es fundamental para realizar un diagnóstico y no se les debe realizar estudios por TAC en forma repetida a menos que sea absolutamente necesario.

Cuáles son las limitaciones de una exploración por TAC pediátrica

Es posible que una persona de talla muy grande no pueda ingresar por la abertura de una exploradora de TAC convencional o que sobrepase el límite de peso (en general de 450 libras) de la mesa móvil. En el caso de pacientes de talla grande, algunos centros tienen exploradores TAC bariáticos extra grandes. Si considera que necesita este tipo de equipamiento, contacte a su médico para obtener más información.

Otros métodos de obtención de imágenes como el ultrasonido o la resonancia magnética nuclear (RMN) pueden ofrecer imágenes de ciertas zonas del cuerpo que a veces son tan buenas o tal vez mejores que las que se obtienen mediante la exploración por TAC. Trabajando en conjunto, el médico de atención primaria o el pediatra y el radiólogo decidirán cual es el mejor tipo de examen para su hijo.

¿Encontró la información que buscaba?   

      

Si desea agregar un comentario, haga clic aquí.

Encontrar un proveedor aprobado por el ACR: Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Costos de los exámenes: Los costos de exámenes y tratamientos específicos por medio de imágenes médicos varían ampliamente a través de las regiones geográficas. Muchos procedimientos por imágenes—pero no todos—están cubiertos por seguro. Hable con su medico y/o el personal del centro medico respecto a los honorarios asociados con su procedimiento de imágenes médicos para tener mejor comprensión de las porciones cubiertas por seguro y los posibles gastos en que puede incurrir.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la American College of Radiology (ACR) y de la Radiological Society of North America (RSNA), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, ACR, y RSNA no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.

Imágenes:Las imágenes se muestra para fines ilustrativos. No trate de sacar conclusiones comparando esta imagen con otras en el sitio. Solamente los radiólogos calificados deben interpretar las imágenes.

e-mail
E-mail
Imprimir
Imprimir esta página

Imágenes
PDF
 PDF

Esta página fue repasada en 2013-08-14

Relacionado: