RadiologyInfo.org/sp/

Detección temprana del cáncer de seno

En qué consiste la detección temprana del cáncer de seno

Los exámenes de detección temprana son pruebas que se realizan para encontrar una enfermedad antes de que comiencen los síntomas. El objetivo de la detección temprana es detectar una enfermedad en su etapa más temprana y más tratable. Para que pueda ser ampliamente aceptado y recomendado por los médicos, un programa de detección temprana debe cumplir con una serie de criterios, que incluyen la reducción del número de muertes por la enfermedad.

Las pruebas de detección pueden incluir pruebas de laboratorio para evaluar la sangre y otros fluídos, pruebas genéticas que buscan marcadores genéticos heredados asociados a la enfermedad, y los exámenes por imágenes que producen imágenes del interior del cuerpo. Estas pruebas generalmente están disponibles para la población en general; sin embargo, las necesidades de una persona con respecto a una prueba de detección se basan en factores tales como la edad, el sexo y los antecedentes familiares.

En la detección temprana del cáncer de seno, una mujer que no tiene signos o síntomas de cáncer de seno se somete a uno de los siguientes exámenes del seno:

  • Examen clínico de seno: un examen físico del seno realizado por un médico u otro profesional de la salud.
  • Mamografía: un examen por rayos-X de dosis baja que produce imágenes del seno denominadas mamografía. La mamografía juega un papel central en la detección temprana del cáncer de seno, ya que puede identificar cambios en los senos, antes de que el médico o el paciente los puedan sentir. Las investigaciones han mostrado que las mamografías anuales pueden ayudar a detectar los cánceres de seno en forma temprana, etapa en la que hay mayores posibilidades de curación y donde existe la posibilidad de realizar terapias conservadoras de los senos. La mamografía también puede identificar un carcinoma ductal in situ (CDIS), células anormales en el revestimiento del conducto del seno que pueden convertirse en un cáncer invasivo. La mamografía es la única herramienta de detección temprana del cáncer de seno capaz de reducir las muertes causadas por la enfermedad.

Detección temprana complementaria del cáncer de seno

Muchos estudios han mostrado que el ultrasonido y la resonancia magnética nuclear (RMN) pueden ayudar a complementar la mamografía, detectando los cánceres de seno que podrían no ser detectables con una mamografía. Ni la RMN ni el ultrasonido pueden reemplazar a la mamografía. Más bien, se utilizan en combinación con la mamografía en un grupo selecto de mujeres. Las mujeres deben consultar con sus respectivos médicos remitentes o radiólogos para determinar si la RMN o el ultrasonido son adecuados para ellas.

  • La RMN del seno se puede usar en las mujeres con alto riesgo de cáncer de seno, generalmente debido a un fuerte historial familiar de la enfermedad.
  • El ultrasonido del seno se puede usar en las mujeres que presentan un alto riesgo de cáncer de seno y que no se pueden someter a un examen de RMN, o las mujeres que están embarazadas y no deben ser expuestas a los rayos X utilizados en la mamografía. El ultrasonido del seno también se utiliza para identificar a las mujeres que tienen tejidos densos en los senos; esto significa que tienen una gran cantidad de conductos, glándulas, tejido fibroso, y menos grasa, lo que hace que sea más difícil encontrar los cánceres con la mamografía tradicional.

Quiénes deben considerar la detección temprana del cáncer de seno, y por qué?

Acerca del cáncer de seno

El cáncer de seno es un cáncer que se forma en los tejidos del seno, por lo general en los conductos (tubos que llevan leche al pezón) y en los lobulillos (glándulas que producen leche). Se da tanto en hombres como en mujeres, aunque el cáncer de seno masculino es poco común.

El cáncer de seno es la segunda causa principal de muerte por cáncer entre las mujeres estadounidenses. Entre una y ocho mujeres serán diagnosticadas con la enfermedad a lo largo de su vida. El riesgo de una mujer de desarrollar cáncer de seno aumenta con:

  • la edad
  • un historial familiar de la enfermedad
  • una mutation identificada en los genes BRCA1 0 BRCA2
  • primera menstruación a una edad temprana
  • edad más avanzada en el momento del nacimiento del primer hijo; o nunca haber dado a luz
  • seno con tejido denso denso
  • el uso de hormonas tales como el estrógeno y la progesterona
  • obesidad
  • el consumo de bebidas alcohólicas

Las mujeres que presentan un alto riesgo de cáncer de seno incluyen a aquellas que tienen:

  • una mutación en los genes BRCA1 0 BRCA2
  • un pariente de primer grado (madre, padre, hermano, hermana o hija/a) con una mutación en los genes BRCA1 0 BRCA2, que aún no se ha hecho las pruebas genéticas para determinar si tiene la mutación o no.
  • un riesgo de por vida de cáncer de seno de un 20 a un 25 por ciento o más, de acuerdo con herramientas para la evaluación de riesgo basadas principalmente en un historial familiar que incluye información familiar, tanto por parte de la madre como del padre
  • recibió terapia de radiación en el pecho cuando tenía entre 10 y 30 años
  • una enfermedad genética como síndrome de Liu Fraumeni, el síndrome de Cowden, o el cáncer gástrico hereditario difuso, o tiene un pariente de primer grado con una de estas enfermedades
  • un historial personal de cáncer de seno

Recomendaciones sobre la detección temprana

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de Estados Unidos y el Colegio Americano de Radiología (ACR) recomiendan que, comenzando a los 40 años, las mujeres se sometan a una mamografía de detección temprana cada año.

El Instituto Nacional del Cáncer (NCI) aconseja a las mujeres que han tenido cáncer de seno, y a aquellas que presentan un mayor riesgo debido a sus antecedentes familiares de cáncer de seno, que busquen asesoramiento médico especializado acerca de la frecuencia de las pruebas de detección, y sobre si deben comenzar a realizarse pruebas de detección antes de los 40 años de edad. Según las recomendaciones de la ACS, la mayoría de las mujeres que presentan alto riesgo deben comenzar los exámenes de detección temprana con RMN y mamografía a los 30 años, y continuar haciéndolo mientras estén en buen estado de salud.

Las mujeres deben consultar a su radiólogo o médico de atención primaria para determinar cuándo deben comenzar, y con qué frecuencia deben someterse a pruebas de detección temprana para el cáncer de seno.

Cómo se realiza la detección temprana del cáncer de seno?

Examen clínico del seno

En un examen clínico de los senos, el médico palpa cuidadosamente los senos y las axilas para detectar bultos o cualquier otra cosa inusual. Las mujeres también pueden realizarse un autoexamen de los senos, palpando sus propios senos en busca de bultos o cambios de tamaño o forma. El examen clínico de los senos, y el autoexamen de los senos, pueden ayudar a las mujeres a familiarizarse con el aspecto y el tacto de sus propios senos y a identificar más fácilmente los cambios.

Mamografía

La mamografía es un tipo de examen con rayos X que se utiliza para examinar los senos. Este tipo de imágenes involucra la exposición de los senos a una pequeña cantidad de radiación para obtener imágenes del interior de los senos. Consulte la página de Seguridad para obtener más información acerca de los rayos X.

Durante la mamografía, un tecnólogo radiológico especialmente calificado ubicará su seno en la unidad de mamografía. Se coloca su seno en una plataforma especial y se lo comprime con una paleta (generalmente hecha de Plexiglas transparente u otro tipo de plástico). El tecnólogo comprimirá su seno gradualmente y, mientras usted se mantiene inmóvil, se tomará una imagen generando una vista desde la parte superior hasta la inferior del seno. Se le pedirá que cambie de posición para poder producir una vista lateral del seno.

Ultrasonido mamario

El ultrasonido del seno es un tipo de tecnología de toma de imágenes que utiliza ondas sonoras para crear fotografías del interior de los senos. El ultrasonido de los senos puede capturar imágenes de áreas de los senos que podrían ser difíciles de visualizar con una mamografía. También puede ayudar a determinar si un bulto en el seno consiste en una masa sólida o un quiste lleno de líquido.

Para el ultrasonido de senos, la persona se acuesta boca arriba sobre la mesa de examen. Se aplica un gel claro sobre el seno, y, a continuación, el ecografista (tecnólogo de ultrasonido) o el radiólogo presionará el transductor con firmeza contra la piel, desplazándolo sobre el seno.

RMN del seno

Durante la RMN del seno, se utilizan un potente campo magnético, pulsos de radiofrecuencia y una computadora, para producir imágenes detalladas del interior del seno. La RMN es útil para encontrar anormalidades que no son visibles con una mamografía o un ultrasonido. Por lo general, la RMN se utiliza solamente en mujeres que tienen un alto riesgo de desarrollar cáncer de seno. Para hacer una RMN del seno, usted se acostará boca abajo en una plataforma con aberturas para colocar sus senos y permitir que se tomen imágenes de los senos sin compresión. Una enfermera o tecnólogo le insertará un catéter intravenoso (IV) (también conocido como línea IV) en una vena de la mano o del brazo. Usted será desplazada hacia el imán de la unidad de RMN, que es un túnel grande, y se tomará un conjunto inicial de imágenes mientras usted permanece muy quieta. El material de contraste se inyecta en la línea intravenosa (IV) y se toman imágenes adicionales.

Cuáles son los beneficios y los riesgos de la detección temprana del cáncer de seno

Examen clínico del seno

Beneficios

  • Un examen clínico de los senos puede ser muy útil para encontrar tumores en mujeres menores de 40 años de edad (para las que generalmente no se recomienda la mamografía). En las mujeres de 40 años o más, la combinación de un examen clínico de los senos con una mamografía durante los exámenes anuales, podría indentificar más casos de cáncer de senos que la mamografía sola.

Riesgos

  • El examen clínico de los senos, y el autoexamen de los senos, no son sustitutos de una mamografía, y no se ha encontrado que disminuyan el riesgo de morir de cáncer de seno.
  • Se pueden obtener resultados falsos positivos, ien los que un examen clínico de seno encuentra algo que se ve o se siente como un cáncer, pero que resulta ser benigno (no cáncer).

Mamografía

Beneficios

  • La toma de imágenes de los senos mejora la capacidad del médico para detectar pequeños tumores. Cuando los tumores son pequeños, la mujer tiene más opciones de tratamiento.
  • El uso de la mamografía de detección temprana aumenta la detección de pequeños crecimientos de tejidos anormales confinados a los conductos de la leche en los senos, dichos crecimientos se conocen como carcinoma ductal in situ (CDIS). Si se eliminan en esta fase, estos tumores en etapa temprana no pueden dañar a las pacientes, y la mamografía es el único método que ha demostrado ser útil para detectar estos tumores. También es útil para detectar todos los tipos de cáncer de seno, incluyendo el cáncer ductal invasivo y el lobular invasivo.
  • Se ha demostrado que la mamografía disminuye el número de muertes por cáncer de seno cuando se la utiliza para la detección temprana.
  • No queda radiación en el cuerpo de un paciente después de realizar el examen de rayos X.

Riesgos

  • Siempre existe una pequeña posibilidad de desarrollar cáncer debido a la exposición excesiva a la radiación a lo largo de la vida. Sin embargo, la cantidad de radiación proveniente de un mamograma es muy pequeña y el beneficio de un diagnóstico preciso supera ampliamente el riesgo.
  • La dosis de radiación efectiva para este procedimiento es variable. Consulte la página de Seguridad para más información sobre la anestesia.
  • Se pueden obtener mamografías con resultados falsos positivos. Cinco a 15 por ciento de las mamografías de detección temprana requieren de exámenes adicionales, tales como mamogramas o ultrasonido. La mayoría de estas pruebas resultan ser normales. Si hay un resultado anormal, se podría realizar un seguimiento o biopsia. La mayoría de las biopsias se hacen con una aguja y confirman la ausencia de cáncer. Se estima que una mujer que se hace mamogramas anuales entre los 40 y los 49 años, cuenta con un 30 por ciento de probabilidades de tener un mamograma con resultado falso positivo en algún momento durante esa década, y aproximadamente un siete a ocho por ciento de posibilidades de tener una biopsia de seno dentro de este período de 10 años.
  • En base a estudios estadísticos sobre la incidencia de cáncer con el transcurso del tiempo, algunos investigadores han sugerido que la detección temprana del cáncer identifica tanto las enfermedades que ponen en peligro la vida, como así también las enfermedades que nunca habrían causado síntomas durante la vida del paciente, un fenómeno llamado sobre-diagnóstico. Los científicos están trabajando en métodos para clasificar las células anormales de acuerdo con su capacidad para causar daño; sin embargo, en este momento, los médicos no tienen forma de distinguir las células cancerosas que no representan una amenaza para la vida, de aquellas que causarán una enfermedad avanzada.
  • Las mujeres siempre deben informar a su médico o tecnólogo de rayos X cuando existe la posibilidad de que estén embarazadas. Consulte la página de Seguridad para obtener más información acerca de los rayos X.

Ultrasonido de seno

Beneficios

  • La detección temprana por ultrasonido no es invasiva (sin agujas ni inyecciones).
  • En ocasiones, un examen de ultrasonido puede ser temporalmente incómodo, pero casi nunca es doloroso.
  • El ultrasonido se encuentra ampliamente disponible, es fácil de utilizar, y es menos costoso que otros métodos de diagnóstico por imágenes.
  • El diagnóstico por imágenes con ultrasonido es extremadamente seguro, y no utiliza radiación ionizante.
  • La exploración por ultrasonido proporciona una imagen clara de los tejidos blandos que no se visualizan bien en las imágenes por rayos X.
  • Las imágenes por ultrasonido pueden ayudar a detectar lesiones en mujeres con senos densos, que no se podrían visualizar en la mamografía.

Riesgos

  • No se conocen efectos nocivos en los seres humanos del diagnóstico por ultrasonido, estándar. La interpretación de un examen por ultrasonido del seno puede conducir a procedimientos adicionales tales como un ultrasonido de seguimiento, y/o una aspiración o biopsia. Muchas de las áreas que se consideran de interés únicamente en ultrasonido, resultan ser no cancerosas (benignas).

Resonancia magnética del seno

Beneficios

  • La RMN es una técnica de exploración no invasiva que no involucra la exposición a radiación ionizante.
  • LA RMN ha demostrado ser valiosa para detectar cáncer de seno y para encontrar cánceres que no se ven en una mamografía o en un ultrasonido.
  • La capacidad de la RMN para detectar el cáncer de seno no parece estar comprometida por la densidad del tejido del seno.
  • Como complemento de la mamografía, la RMN ha mostrado ser útil en la evaluación de mujeres con alto riesgo de cáncer de seno.
  • Si una lesión sospechosa se visualiza solamente con RMN, la RMN puede servir de guía para realizar una biopsia.

Riesgos

  • LA RMN prácticamente no presenta riesgos para el paciente en general, siempre y cuando se sigan las pautas de seguridad adecuadas.
  • Si bien el potente campo magnético no es perjudicial en sí mismo, los dispositivos médicos implantables que contienen metales pueden funcionar mal o causar problemas durante el examen de RMN. Si tiene un dispositivo de este tipo, infórmeselo a su médico o al tecnólogo antes del examen.
  • Existe un riesgo muy bajo de reacción alérgica cuando se inyecta un material de contraste. Estas reacciones son generalmente moderadas y fácilmente controlables con medicamentos. Si presenta síntomas de una reacción alérgica, un radiólogo u otro médico estará disponible para brindar asistencia inmediata.
  • La fibrosis sistémica nefrógena está reconocida actualmente como una complicación muy poco común de la RMN, que se cree, es causada por la inyección de altas dosis del material de contraste con gadolinio en pacientes con disfunción renal severa.
  • Los fabricantes del medio de contraste intravenoso indican que las madres no deben amamantar a sus bebés durante las 24 a 48 horas siguientes a haber recibido una inyección de medio de contraste. Sin embargo, ambas, la ACR y la Sociedad Europea de Radiología Urogenital (http://www.esur.org), destacan que los datos disponibles sugieren que es seguro continuar amamantando después de recibir contraste intravenoso. Para obtener más información consulte el Manual sobre Materiales de Contraste de la ACR (http://www.acr.org/Quality-Safety/Resources/Contrast-Manual) y sus referencias.

Qué sucede si se detecta algo en mi examen de detección temprana

Los bultos o anormalidades, o los hallazgos cuestionables en el seno, generalmente se detectan mediante pruebas de detección temprana. Sin embargo, con estos exámenes por imágenes, no siempre es posible discernir si el hallazgo es benigno o canceroso. Para determinar la presencia de un cáncer, el médico puede recomendar que se realizen uno o más de los siguientes exámenes por imágenes:

  • mamografía de diagnóstico
  • ultrasonido del seno
  • RMN del seno

Si en base a su apariencia en estos exámenes se prueba que un resultado es benigno, entonces probablemente no sea necesario adoptar otras medidas. Si estas pruebas no demuestran claramente que el hallazgo es benigno, podría ser necesario hacer una biopsia. En una biopsia, se extrae una pequeña cantidad de tejido bajo anestesia local para poder examinarla en el laboratorio. Durante una biopsia se utiliza uno de los siguientes procedimientos guiados por imágenes:

  • La biopsia de seno guiada por ultrasonido utiliza imágenes de ultrasonido para visualizar un bulto en el seno. Utilizando imágenes de ultrasonido en tiempo real, un radiólogo hará avanzar una aguja hasta el sitio donde se encuentra la anormalidad y extraerá una muestra de tejido para la evaluación bajo el microscopio. El procedimiento de la biopsia es generalmente rápido, pero podrían pasar unos pocos días hasta que los resultados del análisis tisular (reporte de patología) estén listos.
  • La biopsia estereotáctica (guiada por rayos X) produce imágenes del seno desde distintos ángulos utilizando una máquina mamográfica digital de rayos X. Usando estas imágenes, a continuación, una computadora calcula la ubicación exacta de la anormalidad en el seno. Un radiólogo hará avanzar una aguja hasta el sitio de la anormalidad y extraerá muestras de tejido para su posterior evaluación.
  • La biopsia de seno guiada por RMN produce imágenes del seno usando una máquina de RMN que también ayuda al radiólogo a guiar una aguja hasta el sitio de la anormalidad para extraer una muestra de tejido.

Un patólogo examina la muestra de tejido extraída y realiza un diagnóstico final. Dependiendo de la institución, el radiólogo o su médico remitente le comentará los resultados.

Con la detección temprana y mejores tratamientos, más mujeres sobreviven al cáncer de seno. Si le diagnostican un cáncer, su médico conversará con usted sobre las opciones de tratamiento, y juntos/as determinarán el tipo de tratamiento. Hoy en día, como nunca antes, las mujeres tienen muchas opciones de tratamiento. FPara más información sobre el tratamiento vea la página sobre Tratamiento del Cáncer de Seno.

Adónde puedo encontrar más información sobre la detección temprana del cáncer de seno?

Puede encontrar más información sobre la detección temprana del cáncer de seno en:

Los estudios clínicos de detección temprana

Antes de que un programa de detección temprana sea ampliamente aceptado y recomendado por los médicos, debe hacer algo más que detectar la enfermedad en una etapa temprana. La forma aceptada de medición de la efectividad de un programa de detección temprana es una reducción en el número de muertes causadas por una determinada enfermedad.

Los estudios clínicos son estudios de investigación que ayudan a determinar en qué medida los métodos de detección temprana realmente reducen la mortalidad (tasa de mortalidad) y a qué costo.

Si desea obtener más información sobre los estudios clínicos de programas de detección temprana mediante el uso de pruebas con imágenes para detectar la presencia de enfermedades, visite la Red de Estudios por Imágenes del Colegio Americano de Radiología (ACRIN). Información sobre estudios clínicos en los que se evalúan los métodos de detección temprana y tratamiento del cáncer se encuentran disponibles también en el Instituto Nacional del Cancer.

Esta página fue repasada en 2016-04-13

Imágenes

Ver ampliación y subtítulo

Acerca de este sitio

RadiologyInfo.org es producido por:

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la American College of Radiology (ACR) y de la Radiological Society of North America (RSNA), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, ACR, y RSNA no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.