Seguridad del paciente:

Tomografía Computada (TC) Durante el Embarazo

Enfermedad durante el embarazo

Si usted se enferma cuando está embarazada, entonces ambos, usted y su niño que no ha nacido aún, se transforman en pacientes. No obstante, antes del tratamiento, su doctor tiene que determinar el problema desde el punto de vista médico y las posibles condiciones que podrían estar afectando a usted y a su bebé.

Cambios durante el embarazo

Ver ampliación y subtítulo
Fotografía del tecnólogo con el paciente

Técnico radiólogo explicando el examen por TAC que se le está por realizar a un paciente.

Mientras su cuerpo y metabolismo cambian, puede ser difícil distinguir un problema relacionado con el embarazo de una enfermedad en el abdomen. En estos casos es cuando las imágenes, o la radiología, resultan valiosas.

Los exámenes por imágenes se utilizan para ver dentro del cuerpo, y para ayudar a determinar si existe un problema de índole médico. La tomografía computada (TC) es un examen por imágenes que se utiliza ampliamente.

La TC utiliza rayos X; por lo tanto, se usa solamente cuando es necesaria.

Imaging without x-rays

Ver ampliación y subtítulo
una imagen ulrtasound

Ultrasonido

Ver ampliación y subtítulo
una imagen de resonancia magnética

RMN

En una paciente embarazada, donde ambos, bebé y madre, están siendo sometidos a la toma de imágenes, por lo general se utilizan otros exámenes por imágenes que no involucran el uso de rayos X, tales como el ultrasonido y la resonancia magnética nuclear (RMN).

Sin embargo, cuando el ultrasonido o la RMN no proporcionan las respuestas que se necesitan, o cuando existen limitaciones en el tiempo del que se dispone, la TC podría ser la mejor opción para la obtención de imágenes.

CT risks during pregnancy

Ver ampliación y subtítulo
una imagen de CT

TC de la cabeza

Ver ampliación y subtítulo
una imagen de CT

TC del tórax

Si el abdomen o la pelvis no están siendo sometidas a la toma de imágenes (como por ejemplo en el caso de una TC del tórax o de la cabeza), entonces no existe ningún riesgo para el bebé.

Si la TC incluye el abdomen o la pelvis, entonces existe una pequeño riesgo para el bebé. Un bebé que aún no ha nacido y que ha sido expuesto a la TC durante el embarazo, podría tener una chance de uno en mil veces más elevada de desarrollar un cáncer cuando sea niño.

Ver ampliación y subtítulo
una imagen de CT

Apendicitis (flecha)

No obstante, el objetivo es ocuparse de la madre, que tiene una posibilidad mucho más elevada de desarrollar una enfermedad grave, como la apendicitis.

Material de contraste

Ver ampliación y subtítulo
Foto de material de contraste

Ver ampliación y subtítulo
Foto de material de contraste que se administra

En algunos exámenes por TC podría ser necesario inyectar un material de contraste, en forma intravenosa, en una vena del brazo.

El material de contraste no atraviesa la placenta hacia el bebé; por lo tanto, ha sido utilizado por décadas, durante el embarazo, sin causar ningún daño.

TC durante el embarazo

Ver ampliación y subtítulo
Fotografía del radióloga con el paciente

Un radiólogo discutiendo, con un paciente, los resultados de un examen por TC.

Tener una enfermedad no es agradable, y una enfermedad importante durante el embarazo puede ser particularmente grave. No obstante, el bebé depende de la mamá para mantenerse en buen estado y para completar el embarazo. Si el ayudar a la madre a mejorarse, implica realizar un examen de TC, entonces la salud del bebé también se beneficiará.



 

Esta página fue repasada en 2012-03-20