Seguridad del paciente:

Resonancia magnética nuclear (RMN)

Qué es la RMN y cómo funciona

La resonancia magnética nuclear, o RMN, es un método para producir imágenes muy detalladas de los órganos y tejidos a lo largo del cuerpo sin la necesidad de usar rayos X o radiación "ionizante". En cambio, la RMN utiliza un poderoso campo magnético, ondas de radio, campos magnéticos que cambian rápidamente y una computadora para crear imágenes que muestran si está presente alguna lesión, enfermedad o condición anormal. Para realizar una RMN, el paciente es ubicado adentro de la máquina de RMN, que por lo general es un aparato con forma de túnel o dona abierto en ambos extremos. El poderoso campo magnético alinea las partículas atómicas llamadas protones, que están presentes en la mayoría de los tejidos del cuerpo. Entonces, las ondas de radio aplicadas hacen que estos protones produzcan señales que son detectadas por un receptor dentro del aparato. El campo magnético rápidamente cambiante otorga a estas señales características específicas, y con la ayuda del procesado por computadora se crean imágenes muy claras de los tejidos, en forma de "rodajas" o "rebanadas", que se pueden ver en cualquier orientación.

El examen por RMN no produce dolor, y los campos magnéticos no producen ningún daño conocido a los tejidos. A veces, el aparato de RMN puede hacer ruidos fuertes como de martilleo, golpeteo u otros tipos de ruidos, durante el procedimiento; el uso de tapones para los oídos previene los problemas que podrían estar asociados con este ruido. Usted podrá comunicarse con el tecnólogo o el radiólogo en todo momento a través de un intercomunicador u otros medios.

Para que se utiliza la RMN

La RMN es el procedimiento preferido para diagnosticar un gran número de posibles problemas o condiciones anormales en diferentes partes del cuerpo. En general, la RMN crea imágenes que pueden mostrar diferencias entre tejidos sanos y no sanos. Los médicos usan la RMN para examinar el cerebro, la columna vertebral, las articulaciones (ej: rodilla, hombro, cadera, muñeca y tobillo), el abdomen, la región pélvica, los senos, los vasos sanguíneos, el corazón y otras partes del cuerpo.

Seguridad de la RMN

El poderoso campo magnético del sistema de RMN atrae los objetos que contienen hierro (llamados ferromagnéticos) y puede moverlos de forma repentina y con gran fuerza. Esto plantea un posible peligro para el paciente o cualquier persona que se encuentre en la trayectoria del objeto. Se tiene mucho cuidado en asegurar que no se lleven al área del sistema de RMN ciertos objetos "ferromagnéticos" como destornilladores y tanques de oxígeno. En su calidad de paciente, es de vital importancia que se quite todos sus artículos metálicos antes del examen; esto incluye relojes, alhajas y prendas de vestir con hilo o ganchos de metal. Además, se deben remover el maquillaje, la pintura de uñas u,otros cosméticos que contengan partículas metálicas, y si han sido aplicados en una área del cuerpo que será examinada por RMN.

El poderoso campo magnético del sistema de RMN atraerá todos los objetos del cuerpo que contengan hierro, como bombas para medicamentos o sujetadores de aneurismas. Todos los centros donde se hacen exámenes de RMN tienen un procedimiento y protocolo de control detallado que, si se sigue minuciosamente, asegura que el tecnólogo de RMN y el radiólogo sepan sobre sus implantes y materiales metálicos, y puedan tomar precauciones especiales. En algunos casos poco comunes, el examen podría tener que ser cancelado debido a la presencia de un implante o aparato inadecuado para el examen. Por ejemplo, la RMN no se llevara a cabo cuando haya un sujetador de aneurisma ferromagnético presente porque existe el riesgo de que el sujetador se mueva o sea desenganchado. En algunos casos, ciertos implantes médicos se pueden calentar durante el examen por RMN como resultado de la energía de radiofrecuencia que es usada para el procedimiento. Por lo tanto, es muy importante informar al tecnólogo de RMN sobre cualquier implante u otro objeto interno que usted pudiera tener.

El campo magnético del sistema de RMN puede dañar un audífono externo o causar un desperfecto en un marcapasos cardíaco estimulador eléctrico, o en un neuroestimulador causando el malfuncionamiento del mismo o daño al paciente. Si usted tiene en el cuerpo una bala u otros fragmentos de metal (ej; cualquier cuerpo metálico extraño), existe la posibilidad de que éstos cambien de posición, causando lesiones.

Los implantes u otros objetos metálicos pueden causar la pérdida de señal o distorsionar las imágenes de RMN. Esto puede ser inevitable, pero si el radiólogo tiene conocimiento de ello, se pueden hacer los ajustes necesarios cuando se obtienen e interpretan las imágenes de RMN.

En algunos estudios de RMN, puede que se inyecte en una vena un material de contraste llamado "gadolinio" para ayudar a interpretar las imágenes obtenidas por RMN. A diferencia de los medios de contraste que se usan en los estudios de rayos X, el material de contraste con gadolinio no contiene yodo y por lo tanto rara vez produce reacciones alérgicas u otros problemas. No obstante, si usted tiene un historial de enfermedad en los riñones, fallo renal, transplante renal, enfermedad del hígado, u otras condiciones, debe informárselo al tecnólogo de RMN y/o radiólogo antes de recibir un material de contraste con gadolinio. Si usted está inseguro respecto a la presencia de estas condiciones, por favor converse con su tecnólogo o radiólogo de RMN sobre dichos asuntos.

Preparación para el examen de RMN

En general, a usted se le dará una bata para usar durante el examen de RMN. Antes de entrar a la sala del sistema de RMN, se le harán preguntas (por ejemplo, usando un formulario de preguntas), a usted y a cualquier amigo o pariente que lo acompañe, sobre la presencia de implantes, y se les pedirá que se saquen todos los objetos metálicos de los bolsillos y del cabello. Además, el acompañante deberá llenar un formulario de selección para corroborar que puede entrar a la sala del equipo de RMN en forma segura. Si tiene preguntas o dudas, discútalas con el tecnólogo de RMN o con el radiólogo.

Antes del examen se le pedirá que llene el formulario de selección sobre cosas que puedan ser peligrosas para la salud o interferir con las imágenes. Entre los artículos que pueden ser peligrosos para la salud o que pueden causar otros problemas durante el examen de RMN están:

  • Marcapasos cardíaco o desfibrilador implantable
  • Catéter con componentes metálicos que pueden tener el riesgo de producir quemaduras
  • Sujetador vascular metálico puesto para evitar el sangrado en un aneurisma intracraneal
  • Bomba para medicamentos implantada o externa (por ejemplo, las usadas para administrar insulina o analgésicos)
  • Un implante coclear (oído interno)
  • Un sistema neuroestimulador
  • Un catéter que tiene componentes metálicos y que podría respresentar un riesgo de daño por quemaduras.

Nota: algunos objetos, incluyendo ciertos marcapasos cardíacos, sistemas de neuroestimulación y bombas de medicamentos, son aceptables durante una RMN. Sin embargo, el tecnólogo de RMN y el radiólogo tienen que saber exactamente el tipo de aparato que usted tiene, para así poder seguir procedimientos especiales que aseguren su seguridad.

Entre los artículos que los pacientes y su acompañante deben sacarse antes de entrar a la sala del equipo de RMN están:

  • Cartera, billetera, monedero, tarjetas de crédito, tarjetas con tiras magnéticas
  • Dispositivos electrónicos como buscapersonas o teléfonos celulares
  • Audífonos
  • Alhajas de metal, relojes
  • Lápices, ganchos para papel, llaves, monedas
  • Pinzas y hebillas para el cabello
  • Toda prenda de vestir con cierre de cremallera de metal, botones, ganchos, alambres o hilos metálicos
  • Zapatos, hebillas de cinturón, alfileres de gancho

Entre los objetos que podrían interferir con la calidad de la imagen si se encuentran cerca del área examinada están:

  • Barra vertebral de metal
  • Placas, pines, tornillos o malla de metal usados para reparar un hueso o una articulación
  • Prótesis articulares
  • Joyas metálicas como las usadas en perforaciones del cuerpo
  • Algunos tatuajes y delineador de ojos permanente (afectan las imágenes, y existe la posibilidad de irritación o inflamación de la piel; los pigmentos negros y azules son los más problemáticos)
  • Maquillaje pintura de uñas, u otro cosmético que contenga metal
  • Balas, metralla y otros tipos de fragmentos metálicos
  • Cuerpo extraño de metal en el ojo o cerca del ojo (estos objetos por lo general son visibles en las radiografías; las personas que han trabajado con metal son las que más probabilidades tienen de tener este problema)
  • Empastes dentales (en general no son afectados por el campo magnético, pero pueden distorsionar las imágenes de la cara o el cerebro; lo mismo ocurre con los aparatos y retenedores de ortodoncia)

Un ejemplo de examen por RMN

El examen de RMN se realiza en una habitación especial que aloja el sistema de resonancia magnética o explorador. Usted será acompañado hasta el interior de la habitación por un miembro del personal de la sección de RMN, y se le pedirá que se acueste cómodamente en una mesa acolchonada que lo introducirá lentamente en el explorador. El explorador está abierto en ambos extremos.

En general, durante la preparación para la reexaminación por RMN, se le podría pedir que se coloque tapones de oídos o auriculares para proteger sus oídos, porque durante el funcionamiento de ciertos exploradores se pueden producir ruidos muy fuertes. Estos sonidos fuertes son normales y no deberían preocuparlo.

En algunos estudios de RMN, un material de contraste denominado "gadolinio" puede ser inyectado en una vena para ayudar a obtener una imagen mas clara del área que esta siendo examinada. En algún momento durante el examen, una enfermera o tecnólogo desplazara la mesa hacia afuera del explorador para inyectar el material de contraste. Esto se realiza generalmente usando una aguja pequeña conectada a una línea intravenosa que se coloca en una vena del brazo o de la mano. Una solución salina goteara a través de la línea intravenosa para prevenir la coagulación hasta que el material de contraste sea inyectado en algún momento durante el examen.

La cosa mas importante que el paciente debe hacer es relajarse y quedarse quieto. La mayoría de los exámenes por RMN se completan entre 15 y 45 minutos dependiendo de la parte del cuerpo analizada y de la cantidad de imágenes que se necesiten, aunque algunas pueden llevar 60 minutos o más. Se le informará por adelantado cuanto tiempo llevará completar su examen.

Se le pedirá que se mantenga completamente quieto durante el tiempo en que se toman las imágenes, pero entre secuencias se le permitirá hacer pequeños movimientos. El tecnólogo de RMN lo aconsejará según sea necesario.

Usted podrá respirar normalmente cuando el procedimiento de RMN comience, sin embargo, en algunos exámenes podría ser necesario que tenga que contener la respiración durante un periodo de tiempo corto.

Durante su examen por RMN, el operador del sistema de RMN podrá hablar con usted, escucharlo y observarlo en todo momento. Consulte al operador del explorador si tiene alguna pregunta o siente algo inusual.

Cuando la RMN ha terminado, se le puede pedir que espere hasta que las imágenes sean examinadas, para determinar si se necesita tomar más imágenes. Luego de la exploración, usted no tiene restricciones y puede seguir con sus actividades habituales.

Una vez que todo el examen por RMN se ha completado las imágenes serán leídas por un radiólogo, un médico especialmente entrenado que puede interpretar las exploraciones para su doctor.

El problema de la claustrofobia o ansiedad

Algunas personas que se someten a un examen de RMN pueden sentirse confinadas, encerradas y con miedo. Aproximadamente una de cada veinte personas podría necesitar un sedante para mantener la calma. Hoy en día, muchos pacientes evaden este problema cuando son examinados en máquinas más nuevas con un diseño más "abierto". Algunos centros permiten que un amigo o pariente esté presente en la sala de RMN, lo cual tiene un efecto calmante en el paciente. Si el paciente está bien preparado y sabe qué esperar, casi siempre es posible completar el examen.

El embarazo y la RMN

Si usted está embarazada o sospecha que está embarazada, debe informárselo al tecnólogo y/o radiólogo de RMN durante el procedimiento de verificación antes de comenzar el examen de RMN. En general, no hay riesgos conocidos de la RMN en mujeres embarazadas. Sin embargo, en pacientes embarazadas, la RMN se reserva sólo para problemas muy serios o anomalías sospechadas. En todo caso, es muy probable que la RMN sea menos peligrosa para el feto que los rayos X o la tomografía computada (TC).

La RMN y el amamantamiento

Si usted está amamantando al momento del examen de RMN y existe la posibilidad de que le inyecten un material de contraste, avísele al radiólogo al momento de reservar su turno para la RMN. Bajo estas circunstancias, una opción es sacarse la leche antes del estudio para darle al bebé mientras se elimina el medio de contraste del cuerpo, que normalmente lleva 24 horas. El radiólogo le proporcionará información adicional con respecto a este tema.


La información de seguridad de RMN de esta página fue elaborada en colaboración con el Instituto de Seguridad, Educación e Investigación de Resonancia Magnética (Institute for Magnetic Resonance Safety, Education, and Research) con base en el texto de www.MRIsafety.com.

Para información más detallada sobre la seguridad de la RMN, visite www.MRIsafety.com, que proporciona información esencial y actualizada sobre la seguridad de la RMN, especialmente para pacientes con implantes y dispositivos médicos.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, ACR, y RSNA no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.

¿Encontró la información que buscaba?   

      

Si desea agregar un comentario, haga clic aquí.

 

E-mail
E-mail
Imprimir PDF
 PDF

Esta página fue repasada en 2013-07-12