RadInfo Logo

Crioterapia

La crioterapia utiliza la guía por imágenes, un aplicador similar a una aguja llamado criosonda, y nitrógeno líquido o gas argón. El tratamiento crea un frío intenso para congelar y destruir tejido enfermo, incluyendo las células cancerosas. Los médicos utilizan la crioterapia para tratar varias condiciones de la piel, como así también tumores adentro del hígado, los riñones, los huesos, los pulmones y los senos.

Su doctor le explicará cómo prepararse, incluyendo cualquier cambio en sus horarios para tomar medicamentos. Hable con su doctor si esté embarazada. Coméntele sobre cualquier enfermedad reciente, condiciones médicas, alergias y medicamentos que esté tomando, incluyendo suplementos de hierbas y aspirina. Podrían tener que dejar de tomar aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), o anticoagulantes durante varios días antes del procedimiento. Pregúntenle a su doctor si tendrá que pasar la noche internado/a en el hospital. Deje las joyas en casa y vista ropa suelta y cómoda. Podría tener que ponerse una bata para el procedimiento. Haga planes para que alguien lo/la lleve de vuelta a su casa.

¿En qué consiste la crioterapia?

La crioterapia también se denomina criocirugía, crioablación, crioterapia percutánea, o terapia de crioablación dirigida. Es un tratamiento mínimamente invasivo que usa un frío intenso para congelar y destruir un tejido enfermo, incluyendo las células cancerosas. Si bien los términos crioterapia y crioablación pueden usarse en forma intercambiable, el término "criocirugía" se refiere a la crioterapia realizada en forma quirúrgica y abierta.

Durante la crioterapia se hace fluir nitrógeno líquido o gas de argón a alta presión adentro de un aplicador semejante a una aguja (o criosonda). Esto crea un frío intenso que el médico utiliza para congelar y destruir el tejido enfermo. Los médicos utilizan el ultrasonido, la tomografía computada (TC) o la resonancia magnética (RM) para ayudar a guiar estas criosondas hasta los sitios de tratamiento adentro del cuerpo.

¿Cuáles son algunos de los usos comunes de este procedimiento?

Los médicos pueden utilizar la crioterapia tópicamente (sobre la superficie de la piel), en forma percutánea o quirúrgicamente.

Generalmente usan la crioterapia tópica para las lesiones de la piel y los ojos. A veces, la lesión se encuentra por debajo de la superficie de la piel. En este caso, el médico coloca una sonda o aplicador de terapia con forma de aguja a través de la piel para llegar hasta la lesión. Ocasionalmente, esto requiere de una incisión quirúrgica. Los médicos utilizar la crioterapia para:

  • tumores en la piel.
  • lunares precancerosos en la piel.
  • nódulos.
  • papilomas cutáneos.
  • pecas poco estéticas.
  • retinoblastomas, un cáncer infantil de la retina.
  • cánceres de la próstata, del hígado y del cerviz, especialmente si no es posible hacer una cirugía.

La crioterapia también trata tumores en los riñones, los huesos (incluyendo la columna vertebral), los pulmones y los senos. (también trata abultamientos benignos en los senos llamados fibroadenomas). Si bien se necesitan investigaciones adicionales para determinar su efecto a largo plazo, los médicos encuentra que la crioterapia es eficaz en ciertos pacientes.

¿Cómo debo prepararme?

Para el tratamiento en la piel, algunos médicos recomiendan tomar ibuprofeno (400 mg) media hora antes de este procedimiento para aliviar la incomodad menor. Otros dan una dosis de antibióticos antes de la crioterapia como manera de proteger contra la infección. Para tratamientos más profundos que involucran tumores, los pacientes deben evitar los medicamentos desespesadores de la sangre antes del tratamiento, por el período recomendado.

Hable con su médico sobre todos los medicamentos que esté ingiriendo. Liste las alergias, en especial a los anestésicos locales, la anestesia general, o los material de contraste. Su médico le podría indicar que deje de tomar aspirinas, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés) o anticoagulantes.

Las mujeres siempre deben informar al médico o al tecnólogo si están embarazadas. Los médicos no relizarán muchas de las pruebas durante el embarazo para evitar la exposición del feto a la radiación. Si se necesita hacer una radiografía, el médico tomará precauciones para minimizar la exposición del bebé a la radiación.

Ver la página de Seguridad en Rayos X, Radiología Intervencionista y Procedimientos de Medicina Nuclear para obtener mayor información sobre el embarazo y los rayos X.

Algunos médicos recomiendan una internación corta luego de la crioterapia para tumores profundos. Si el procedimiento utiliza incisiones quirúrgicas grandes (criocirugía), necesitará una hospitalización corta. Los médicos pueden realizar crioterapia percutánea de forma ambulatoria, pero usted podría necesitar una hospitalización corta.

Haga planes para que alguien lo lleve a su hogar una vez concluido el procedimiento.

Podría tener que ponerse una bata para el procedimiento.

¿Cómo es el equipo?

Este procedimiento podría utilizar el ultrasonido, la tomografía computada (TC) o la resonancia magnética (RM), un hisopo de algodón o dispositivo de pulverización, una criosonda, y un broncoscopio. La criocirugía, también podría utilizar una cirugía laparoscópica.

Las máquinas de ultrasonido están compuestas por una computadora y un monitor de video unidos a un transductor. El transductor es un dispositivo portátil pequeño que parece un micrófono. Algunos exámenes podrían utilizar diferentes tipos de transductores (con capacidades diferentes) durante un mismo examen. El transductor envía ondas sonoras de alta frecuencia inaudibles hacia adentro del cuerpo y capta los ecos de retorno. Los mismos principios se aplican al sonar utilizado por barcos y submarinos.

El tecnólogo aplica una pequeña cantidad de gel en el área bajo examinación y coloca allí el transductor. El gel permite que las ondas sonoras viajen de ida y vuelta entre el transductor y el área bajo examinación. La imagen por ultrasonido se puede ver inmediatamente en un monitor. La computadora crea la imagen en base al volumen (amplitud), el tono (frecuencia) y el tiempo que le lleva a la señal de ultrasonido volver hacia el transductor. También considera a través de qué tipo de estructura del cuerpo y/o tejido el sonido está viajando.

El dispositivo para la exploración por TAC es una máquina de gran tamaño, con forma de anillo con un túnel corto en el centro. Uno se acuesta en una mesa angosta que se desliza dentro y fuera de este corto túnel. El tubo de rayos X y los detectores electrónicos de rayos X se encuentran colocados en forma opuesta sobre un aro, llamado gantry, que rota alrededor de usted. La computadora que procesa la información de las imágenes se encuentra en una sala de control aparte. Allí es adonde el tecnólogo opera el dispositivo de exploración y monitorea su examen en contacto visual directo. El tecnólogo podrá escucharlo y hablar con usted utilizando un parlante y un micrófono.

La unidad de RMN tradicional es un gran tubo de forma cilíndrica rodeado por un imán circular. Usted deberá recostarse sobre la mesa de examen que se desliza adentro de un tunel hacia el centro del imán.

Algunas unidades de RMN, denominadas sistemas de diámetro interior corto, están diseñadas para que el imán no lo rodee completamente. Algunas máquinas más modernas de RMN tienen un diámetro más grande que puede resultar más cómodo para los pacientes de talla más grande, o para aquellos con claustrofobia. Las unidades de RMN abiertas pueden proporcionar imágenes de alta calidad para muchos tipos de exámenes. Los equipos de RMN abiertos podrían no ser utilizados para ciertos tipos de examenes. Para más información consulte a su radiólogo.

La crioterapia tópica utiliza un hisopo de algodón o dispositivo de pulverización.

El tratamiento por crioterapia adentro del cuerpo requiere guía por imágenes y un aplicador de crioterapia o criosonda. La criosonda es un dispositivo delgado parecido a una varilla con un mango o gatilla o una serie de pequeñas agujas. La criosonda se conecta mediante tubos a una fuente de nitrógeno o de argón. La mayoría de las unidades de crioterapia usan gas de argón y son aprobadas por la Agencia de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA).

La crioterapia también puede utilizar un broncoscopio. Los médicos utilizan este tubo delgado e iluminado para examinar el interior de la tráquea y los bronchios.

El sistema de crioterapia utiliza una computadora para controlar el flujo del agente de enfriamiento, que típicamente se guarda en tanques de gas cercanos.

Este procedimiento podría utilizar otro equipo, incluyendo una línea intravenosa (IV), una máquina de ultrasonido y aparatos que controlan sus latidos cardíacos y presión arterial.

¿Cómo es el procedimiento?

La crioterapia usa nitrógeno o gas de argón para generar temperaturas extremadamente frías para destruir el tejido enfermo. La crioterapia tópica destruye los tejidos enfermos que se encuentran afuera del cuerpo mediante la aplicación de nitrógeno líquido directamente con un hisopo de algodón o un aparato atomizador. Los médicos utilizan las criosondas para tratar tumores que se encuentran por debajo de la superficie de la piel y en lugares profundos del cuerpo. Utilizando la guía por imágenes, el médico inserta una o más criosondas a través de la piel hacia el sitio del tejido enfermo. La criosonda administra el nitrógeno líquido o el gas argón y congela el tejido enfermo.

El tejido vivo, ya sea sano o enfermo, no puede tolerar las temperaturas extremadamente bajas, y muere a causa de:

  • Hielo en el fluido fuera de las células, que resulta en deshidratación celular.
  • Hielo dentro de la célula. A aproximadamente –40 °C (–40 °F) o menos, comienzan a formarse cristales intracelulares de hielo letal que pueden romper casi cualquier célula.
  • Explosión debida a la inflamación causada por la expansión del hielo dentro de la célula o por encogimiento causado por el agua que sale de la célula.
  • Pérdida del suministro de sangre. Las células mueren cuando el hielo que se forma en los pequeños vasos sanguíneos destruye el suministro de sangre del tumor, causando coagulación. Puesto que el tiempo promedio de coagulación de la sangre es de aproximadamente 10 minutos, se mantiene el frío extremo durante por lo menos 10 – 15 minutos, o más. Esto ayuda a asegurar que se hayan alcanzado las temperaturas de hielo que resultan letales. Es posible hacer una observación directa de la temperatura de ablación utilizando ciertos aparatos.

Puesto que la crioterapia consiste en una serie de pasos que conducen a la muerte celular, los tumores se congelan y se descongelan repetidamente; típicamente, el médico utilizará dos o más ciclos de congelar y descongelar.

Una vez que las células mueren, los glóbulos blancos del sistema inmune trabajan para eliminar el tejido muerto.

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento?

Un profesional médico especialmente entrenado, tal como un radiólogo de intervención, por lo general realizará la crioterapia en un cuarto de radiología de intervención o en una sala de operaciones.

Los procedimientos percutáneos guiados por imagen, tal como la crioterapia, en su mayoría son realizados por un radiólogo de intervención especialmente entrenado en un cuarto de radiología de intervención o a veces en la sala de operaciones.

Este procedimiento a menudo se realiza en pacientes ambulatorios. Sin embargo, algunos pacientes podrían necesitar internación en el hospital luego del procedimiento. Pregúntele a su médico si lo tendrán que internar.

Usted yacerá sobre la camilla de examen.

Si el médico realiza una crioterapia tópica, se aplica nitrógeno líquido al área con un aplicador de algodón o un atomizador.

Para los tumores bien profundos dentro del cuerpo que pueden alcanzarse a través de la piel, el médico hace un procedimiento percutáneo e inserta aplicadores delgados, del tamaño de una aguja, o criosondas.

El médico o el enfermero podría conectarlo a unos monitores que controlan el latido cardíaco, la presión arterial, los niveles de oxígeno, y el pulso.

Un enfermero o un tecnólogo le colocará una línea intravenosa (IV) en una vena de la mano o el brazo para administrarle un sedante. Este procedimiento podría utilizar una sedación moderada. No requiere de un tubo para respirar. Sin embargo, algunos pacientes podrían requerir de anestesia general.

Un médico o un enfermero afeitará, esterilizará y cubrirá el sitio de la inserción con una gasa estéril.

El médico le hará una pequeña incisión en la piel en el sitio.

Utilizando la guía por imágenes, el médico insertará uno o más aplicadores o criosondas a través de la piel en el sitio del tejido enfermo. Una vez en su lugar, los aparatos administrarán el nitrógeno líquido o el gas argón. Aparte de los aparatos, nada más entra al cuerpo. El aparato crea una "bola de hielo" mediante la disminución rápida de la temperatura en su punta. Esto hace que el agua en el área alrededor de la punta de la sonda se congele. Las imágenes guían la colocación de los aparatos y monitorean el proceso de congelamiento. El médico puede visualizar la "bola de hielo" utilizando ultrasonido, TC, o RMN:

Algunos tumores requieren de varios aparatos para congelarlos completamente. Para el cáncer de próstata, el médico insertará de seis a ocho aplicadores a través del perineo (el tejido entre el recto y el escroto y el pene) con guía por ultrasonido.

Al final del procedimiento, el médico retirará los aparatos y aplicará presión para detener cualquier sangrado. Cubrirán la abertura en la piel con una venda. Por lo general no se requieren suturas.

El médico o el enfermero le quitará la línea intravenosa antes de que vuelva a su casa.

El procedimiento normalmente lleva de una a tres horas.

¿Qué experimentaré durante y después del procedimiento?

El médico o el enfermero conectará aparatos a su cuerpo para monitorear su rítmo cardíaco y la presión arterial.

Sentirá un pequeño pinchazo cuando el enfermero le inserte la aguja adentro de su vena para la línea intravenosa y cuando le inyecten el anestésico local. La mayor parte de la sensación se sentirá en el sitio de incisión en la piel. El médico adormecerá este área usando un anestésico local. Podría sentir presión cuando el médico le inserta el catéter adentro de la vena o de la arteria. Sin embargo, no sentirá muchas molestias.

Si le dan anestesia general, estará inconsciente durante todo el procedimiento. Un anestesiólogo monitoreará su condición.

Si el procedimiento utiliza sedación, se sentirá relajado, adormecido y cómodo. Es posible que pueda permanecer despierto o no, y eso dependerá de la intensidad del sedante.

Es posible que experimente alguna incomodidad por tener que quedarse quieto durante el procedimiento.

Después de la crioterapia percutánea, usted debería poder retomar sus actividades normales dentro de uno a tres días.

Si se ha sometido a crioterapia abierta, debe poder retomar sus actividades normales dentro de siete a diez días. Evite levantar objetos pesados por al menos 72 horas. Pregúntele a su médico cuándo podrá reanudar sus actividades habituales.

¿Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo?

El radiólogo de intervención o el médico tratante determinará los resultados del procedimiento. Le enviará un informe al médico remitente, quien compartirá los resultados con usted.

Su radiólogo de intervención podría recomendar una visita de seguimiento.

Esta visita podría incluir un examen físico, exámenes por imágenes y análisis de sangre. Durante la visita de seguimiento, hable con su médico si ha notado cualquier efecto secundario o cambio.

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos?

Beneficios

  • Cuando se usa un procedimiento quirúrgico abierto, el tiempo de recuperación después de la criocirugía de tumores renales o del hígado puede ser menos que para la extirpación abierta y quirúrgica del tumor.
  • Para la crioterapia percutánea, podría ser necesario que el paciente se quede durante la noche o que le den el alta varias horas después del procedimiento. En general, no es necesario pasar la noche en el hospital para controlar el dolor.
  • La crioterapia percutánea es menos traumática que la cirugía abierta. Debido a que el médico solamente hace una pequeña incisión para pasar la sonda a través de la piel, el daño al tejido sano es mínimo. Como resultados, la crioterapia percutánea es menos costosa y tiene menos efectos secundarios que la cirugía abierta. El paciente generalmente puede reanudar las actividades diarias 24 horas luego del procedimiento o incluso antes. Sin embargo, puede ser necesaria la precaución de no levantar objetos pesados por varios días después de un tratamiento abdominal.
  • Para el tratamiento de fibroadenomas, la crioterapia produce poca cicatriz y no causa calcificaciones post-tratamiento aparentes.

Riesgos

  • Como en todo procedimiento percutáneo, puede haber sangrado – tanto a causa de la punción como del congelamiento de los tejidos tales como el hígado, los riñones, o los pulmones.
  • Puede haber daños a las estructuras normales. La crioterapia de hígado puede causar lesiones en los ductos biliares. La crioterapia de riñón puede dañar la uretra o el sistema recolector. La crioterapia de próstata puede dañar el recto. Cualquier tratamiento abdominal puede dañar el intestino. Si se produce una perforación, los contenidos del intestino podrían ser liberados hacia el abdomen. Esto podría causar una infección potencialmente letal.
  • Si se ocurre el congelamiento cerca del diafragma, se puede acumular fluido en el espacio alrededor de los pulmones.
  • Si el procedimiento está dentro o cerca de los pulmones, puede causar el colapso del pulmón.
  • Puede haber daño a los nervios. Los nervios totalmente congelados pueden producir debilidad muscular u hormigueo en el área suministrada por los nervios.
  • Se pueden ocurrir complicaciones relacionadas con las procedure medicaciones, incluyendo la anestesia.
  • Las mujeres siempre deben informar al médico y al tecnólogo de rayos X si están embarazadas. Vea la página sobre Seguridad en Rayos X, Radiología Intervencionista y Procedimientos de Medicina Nuclear para obtener mayor información sobre el embarazo y los rayos X.
  • Este procedimiento puede involucrar exposición a los rayos X. Sin embargo, el riesgo de la radiación no es de preocupación mayor al compararse con los beneficios del procedimiento. Vea la página sobre Seguridad en Rayos X, Radiología Intervencionista y Procedimientos de Medicina Nuclear para más información sobre la dosis de radiación que resulta de los procedimientos de intervención.

La crioterapia para el cáncer de próstata presenta posibles complicaciones específicas tales como:

  • Impotencia permanente porque los nervios que controlan la potencia sexual habitualmente se ven afectados por el proceso de congelamiento. No obstante, los nervios pueden regenerarse y esto soluciona el problema en algunos pacientes.
  • Cuando el paciente está bajo anestesia, se coloca un tubo en la vejiga para drenar la orina hasta que la inflamación del cuello de la vejiga—como efecto del procedimiento—desaparezca.
  • Se puede producir un esfacelo uretral: o sea, el tejido muerto puede bloquear el flujo de la orina. El desprendimiento se reduce manteniendo la uretra tibia con agua estéril circulando continuamente a través de una sonda colocada en la uretra durante el procedimiento.

¿Cuáles son las limitaciones de la crioterapia?

La crioterapia es un tratamiento alternativo para el cáncer cuando la cirugía podría ser difícil o imposible para algunos pacientes. Los médicos aún están examinando su efectividad a largo plazo. Actualmente, existe muy poca información publicada sobre los efectos a largo plazo de la crioterapia percutánea. Sin embargo, los seguimientos a largo plazo del cáncer de próstata sugieren que la tasa de control del cáncer es como la de la cirugía o la radioterapia.

La crioterapia es un tratamiento localizado. Sólo puede tratar la enfermedad en un sitio; no sirve para tratar un cáncer que se ha diseminado a otras partes del cuerpo. Debido a que los médicos tratan los tumores que ven en las imágenes radiológicas, podría no ver un cáncer microscópico.

A pesar de que su uso en los huesos, el riñón, el hígado, y los pulmones es prometedor, los médicos continúan investigando la crioterapia percutánea para determinar los resultados clínicos a plazos más largos.

Información y recursos adicionales

Esta página fue repasada en 2020-06-15

Patrocinado por

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la Radiological Society of North America (RSNA) y de la American College of Radiology (ACR), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, RSNA, y ACR no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.