RadInfo Logo

Galactography (Ductography)

La galactografía utiliza la mamografía y una inyección de material de contraste para crear fotografías del interior de los ductos que transportan la leche en los senos. Se utiliza más comúnmente cuando una mujer ha tenido una descarga transparente o con sangre del pezón, a pesar de haber tenido un mamograma normal. Es importante que no apriete el pezón antes del examen porque podría haber solamente una pequeña cantidad de fluido y, para realizar el examen, es necesario ver de dónde viene ese fluido.

Hable con su doctor sobre cualquier síntoma o problema en el seno, cirugías previas, el uso de hormonas, condiciones médicas, y si existe la posibilidad de que esté embarazada. Deje las joyas en casa y vista ropa suelta y cómoda. Se le podría pedir que se ponga una bata durante el examen. No se ponga desodorante, talco en polvo o crema debajo de sus brazos o en sus senos, ya que los dichos productos podrían aparecer en el mamograma e interferir con un diagnóstico correcto.

¿En qué consiste la galactografía (ductografía)?

La galactografía es un examen de rayos X que utiliza la mamografía, un sistema de dosis baja de rayos X para examinar las mamas, y un medio de contraste para obtener imágenes llamadas galactogramas, del interior de los conductos lácteos de las mamas.

El examen de rayos X ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar las condiciones médicas. Lo expone a una pequeña dosis de radiación ionizante para producir imágenes del interior del cuerpo. Los rayos X son la forma más antigua y la que se usa con más frecuencia para producir imágenes médicas.

La mama se encuentra compuesta principalmente de tres estructuras: grasa, lobulillos (que producen la leche) y los conductos lácteos (que transportan la leche del lobulillo al pezón). A pesar de que la mamografía, el ultrasonido y la resonancia magnética nuclear (RMN) son excelentes formas de tomar imágenes de las mamas, no visualizan el interior de los conductos lácteos de las mamas en la misma proporción que la galactografía.

¿Cuáles son algunos de los usos comunes de este procedimiento?

El uso más común de la galactografía consiste en evaluar a una mujer que tiene un derrame claro o con sangre del pezón de su mama y un mamograma que de otra forma resulte normal.

Por lo general NO se realizan galactografías en mujeres que tengan las siguientes condiciones:

  • Un derrame que sea lechoso, amarillento, verde o gris, por lo general no es una causa de preocupación, especialmente si proviene de múltiples conductos en la mama.
  • Un derrame que es de ambas mamas en una mujer que no ha tenido hijos puede indicar el efecto secundario de una droga, o puede estar relacionado a un problema pituitario ubicado en el cerebro.

¿Cómo debo prepararme?

Se requiere de muy poca preparación para este procedimiento. El único requisito es que el pezón no sea apretado antes del examen, ya que a veces hay una pequeña cantidad de líquido, y es necesario ver de dónde proviene el mismo para llevar a cabo el examen.

Hable con su médico sobre todos las medicamentos que esté tomando. Mencione todas las alergias que tenga, en especial a los medios de contraste con iodo. Hable con su médico sobre sus enfermedades recientes o cualquier otra condición médica.

Siempre informe a su médico o tecnólogo de rayos X si existe la posibilidad de embarazo.

Al igual que en la mamografía, no utilice desodorante, talco en polvo o loción debajo de los brazos o en las mamas el día del examen. Estos pueden aparecer en el galactograma como manchas de calcio.

Además, antes del examen se le solicitará que se quite las joyas y prendas que tenga por encima de la cintura y se le proporcionará una bata o prenda de calce suelto que se abre por el frente.

¿Cómo es el equipo?

Este examen se realiza utilizando una unidad de mamografía.

Una unidad de mamografía es una caja con un tubo que produce rayos X. La unidad se utiliza exclusivamente para los exámenes por rayos X del seno y tiene accesorios especiales para limitar la exposición a los rayos X solamente del seno. La unidad tiene un aparato para sostener y comprimir el seno y ubicarlo de manera tal que el tecnólogo pueda capturar imágenes desde diferentes ángulos.

Otro equipo necesario para este examen puede incluir pequeños cables llamados dilatadores, un pequeño catéter (un tubo hueco de plástico), y un tubo de punta roma que se inserta en el conducto lácteo en el pezón para inyectar una mínima cantidad de medio de contraste.

¿Cómo es el procedimiento?

Los rayos X son una forma de radiación, como la luz o las ondas de radio. Los rayos X pasan a través de la mayoría de los objetos, incluso el cuerpo. El tecnólogo apunta cuidadosamente el haz de rayos X hacia el área de interés. La radiación imprime una imagen en película fotográfica o en detector especial.

Los rayos X son absorbidos por diferentes partes del cuerpo en variables grados. Los huesos absorben gran parte de la radiación mientras que los tejidos blandos (los músculos, la grasa, y los órganos) permiten que una mayor cantidad de los rayos X pasen a través de ellos. Como consecuencia, los huesos aparecen blancos en los rayos X mientras que los tejidos blandos se muestran en matices de gris y el aire aparece en negro.

En la galactografía, se inyecta una pequeña cantidad de medio de contraste en el conducto lácteo, y se lleva a cabo un mamograma para poder ver el interior del conducto lácteo.

Si existe un defecto de llenado (área negra) en el conducto lácteo, esto por lo general indica una pequeña masa. La mayoría son papilomas, que son masas no cancerígenas de los conductos lácteos. Pueden ser precancerígenos, y a veces son eliminados. Menos del 10 por ciento de los defectos de llenado se tratará de cáncer.

El galactograma no sólo encontrará la pequeña masa, sino que también mostrará dónde se encuentra ubicada en la mama, para ayudar al cirujano a encontrar el área.

En algunos casos, no existen defectos de llenado. Antes bien, los conductos resultan en quistes en la mama, un signo de cambio fibroquístico. Estos quistes pueden generar una secreción con sangre, pero generalmente no son preocupantes.

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento?

Su médico probablemente hará este examen de forma ambulatoria.

La paciente se sienta o se ubica de espalda con el pecho expuesto. Se limpia el pezón y se saca una pequeña cantidad de líquido del mismo para identificar el conducto que tiene secreción. El conducto lácteo puede ser dilatado para permitir la inserción de un pequeño catéter (tubo hueco de plástico) o un tubo de punta roma en el conducto lácteo. Ocasionalmente se colocará una toalla tibia en el pecho para ayudar a visualizar mejor el conducto lácteo y permitir un acceso más fácil al mismo. Luego se inyecta una pequeña cantidad de medio de contraste y se obtiene un mamograma. Puede llevarse a cabo una segunda inyección y un segundo mamograma.

Usted debe permanecer inmóvil y podría tener que contener la respiración durante unos pocos segundos mientras su tecnólogo hace la radiografía. Esto ayuda a reducir la posibilidad de que salga borrosa. El tecnólogo se dirigirá detrás de una pared o hacia la sala contigua para activar la máquina de rayos X.

Al completar el examen, el tecnólogo podría pedirle que espere hasta que el radiólogo confirme que tienen todas las imágenes necesarias.

Normalmente el procedimiento se realiza en un período de duración de 30 minutos a una hora.

¿Qué experimentaré durante y después del procedimiento?

La dilatación del conducto lácteo a veces puede generar molestias; sin embargo, por lo general no genera dolor. Se puede presionar el pezón para identificar el conducto lácteo que tiene secreción.

¿Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo?

Un radiólogo, un médico entrenado para supervisar e interpretar los exámenes radiológicos, analizará las imágenes. El radiólogo le enviará un informe firmado a su médico de cabecera quién discutirá los resultados con usted.

Es posible que el informe se le entregue directamente en el momento del examen.

Podría ser necesario hacer un examen de seguimiento. Si fuera así, su médico le explicará porqué. A veces, el examen de seguimiento evalúa un posible problema con más vistas o con una técnica especial de toma de imágenes. También podría ver si ha habido algún cambio con respecto a algún problema a lo largo del tiempo. Los exámens de seguimiento son, por lo general, la mejor forma de ver si el tratamiento está funcionando o si un problema requiere de atención.

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos?

¿Beneficios?

  • La galactografía puede encontrar pequeñas masas cancerígenas y no cancerígenas que no pueden identificarse de ninguna otra manera para poder ser eliminados en una etapa temprana.
  • Un galactograma identifica la ubicación de los tumores en la mama para ayudar al cirujano.
  • Luego del examen no queda radiación en su cuerpo.
  • Los rayos X por lo general no tienen efectos secundarios en el rango de diagnóstico típico para este examen.

¿Riesgos?

  • Siempre existe una leve probabilidad de tener cáncer como consecuencia de la exposición a la radiación. Sin embargo, dada la pequeña cantidad utilizada en las imágenes médicas, el beneficio de un diagnóstico exacto supera ampliamente el riesgo asociado.
  • La dosis de radiación para este proceso puede variar. Vea la página de seguridad con respecto a la dosis de radiación en los exámenes por rayos X y por TC para más información sobre dosis de radiación.
  • Es posible lesionar el conducto, ya sea durante el proceso de colocar el catéter o al inyectar el medio de contraste. Casi siempre esto se cura por sí solo.
  • Es posible perder el área de estudio, o poner el catéter en el conducto incorrecto, retrasando potencialmente el diagnóstico.
  • Siempre existe una posibilidad de infección de la mama, o sea mastitis, pero es poco común.
  • Las mujeres siempre deben informar al médico y al tecnólogo de rayos X si están embarazadas. Vea la página sobre Seguridad en Rayos X, Radiología Intervencionista y Procedimientos de Medicina Nuclear para obtener mayor información sobre el embarazo y los rayos X.

Sobre la minimización de la exposición a la radiación

Los médicos tienen cuidados especiales durante los exámenes por rayos X para utilizar la menor dosis de radiación posible mientras producen las mejores imágenes para su evaluación. Organizaciones nacionales e internacionales de protección de la radiología revisan y actualizan continuamente los estándares para las técnicas que los profesionales de la radiología utilizan.

Los sistemas modernos de rayos X minimizan la radiación difusa utilizando haces controlados de rayos X y métodos de control de dosis. Esto asegura que las áreas de su cuerpo de las que se están tomando imágenes reciban la menor exposición a la radiación posible.

¿Cuáles son las limitaciones de la galactografía?

Si no hay secreción al momento del examen, el conducto con la secreción no puede identificarse, y no se podrá realizar el examen. Además, algunos conductos son bastante pequeños, y tal vez no pueden ser dilatados. Si se inyecta el conducto incorrecto, se puede realizar un diagnóstico incorrecto. No todos los tumores mamarios tienen lugar dentro de los conductos, y puede existir un tumor que no haya sido identificado en el galactograma.

Información y recursos adicionales

RTAnswers.org: Radiation Therapy for Breast Cancer

Esta página fue repasada en 2020-01-31

Imágenes

Procedimiento de mamografía Ver ampliación y subtítulo

Patrocinado por

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la Radiological Society of North America (RSNA) y de la American College of Radiology (ACR), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, RSNA, y ACR no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.