Piedras en los riñones y la vejiga

Técnicos radiólogos revisan un informe médico antes de realizar un examen por tomografía computarizada (TAC).

Las piedras en los riñones o en la vejiga son acumulaciones sólidas de cristales formados por minerales y proteínas que se encuentran en la orina. Algunas condiciones de la vejiga e infecciones del tracto urinario pueden incrementar sus posibilidades de desarrollar piedras.

Su doctor puede usar una TAC abdominal y pélvica, un pielograma intravenoso o un ultrasonido abdominal o pélvico para ayudar a diagnosticar su condición. Si una piedra bloquea el flujo de orina y el drenaje de los riñones, su doctor puede restaurar el flujo de orina usando un stent uretral o una nefrostomía.

  • En qué consisten las piedras en los riñones y la vesícula
  • Forma en que se diagnostican y evalúan las piedras de los riñones y la vesícula
  • Cómo se tratan las piedras de los riñones y la vesícula

En qué consisten las piedras en los riñones y la vesícula

Las piedras en los riñones y la vejiga son formaciones sólidas de cristales compuestos de minerales y proteínas que se encuentran en la orina. Los divertículos en la vejiga, la próstata agrandada, la vejiga neurogénica y las infecciones del tracto urinario pueden causar que el individuo tenga una posibilidad más elevada de desarrollar piedras en la vejiga.

Si una piedra en los riñones se atasca en el uréter o uretra, puede causar dolor severo constante en la espalda o el costado, vómitos, hematuria (sangre en la orina), fiebre o escalofríos.

Si las piedras de la vejiga son lo suficientemente pequeñas, entonces pueden pasar sin causar síntomas evidentes. Sin embargo, una vez que se hacen grandes, las piedras en la vejiga pueden causar frecuentemente urgencia para orinar, dolor o dificultad para orinar, y hematuria.

Forma en que se diagnostican y evalúan las piedras de los riñones y la vesícula

Se usan exámenes por imágenes para proporcionar a su médico información valiosa sobre las piedras en los riñones y en la vejiga como ubicación, tamaño y efectos en la función de los riñones. Algunos tipos de exámenes por imágenes que su médico podría ordenar incluyen:

  • TAC abdominal y pélvica: es el método más rápido de exploración para localizar una piedra. Este procedimiento puede proporcionar imágenes detalladas de los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra. También puede identificar una piedra y revelar si está bloqueando el flujo urinario.
  • Pielograma intravenoso (PIV): es un examen por rayos X de los riñones, uréteres y vejiga urinaria que utiliza un material de contraste con yodo que se inyecta dentro de las venas para evaluar el sistema urinario.
  • Ultrasonido abdominal y pélvico : estos exámenes utilizan ondas sonoras para proporcionan imágenes de los riñones y la vejiga, y pueden identificar bloqueos del flujo urinario y ayudar a identificar piedras.

Cómo se tratan las piedras de los riñones y la vesícula

Si una piedra bloquea el flujo urinario y el drenaje de los riñones, existe una variedad de tratamientos posibles. Una opción que su doctor podría escoger es:

  • Stents ureterales y nefrostomía: un stent ureteral es un tubo delgado y flexible que un urólogo introduce dentro del uréter para restaurar el flujo de orina desde los riñones hacia la vejiga.

    La nefrostomía es realizada por un radiólogo de intervención cuando no es posible o aconsejable realizar un stent ureteral. Se inserta un tubo (conectado a una bolsa de drenaje externa) hacia el interior del riñón, a través de la piel de la espalda del paciente. El procedimiento por lo general se realiza con fluoroscopia.

Esta página fue repasada en 2017-01-24

Para obtener más información sobre este y otros procedimientos de radiología, visite Radiologyinfo.org