radiofísico médico
Los físicos médicos calificados trabajan directamente con el médico en la planificación y administración del tratamiento. Supervisan el trabajo del dosimetrista y ayudan a asegurar que los tratamientos complejos sean adaptados personalmente para cada paciente. Los físicos médicos calificados tienen la responsabilidad de elaborar y dirigir los programas de control de calidad del equipo y los procedimientos, y de cerciorarse de que el equipo funcione correctamente. Los radiofísicos médicos toman mediciones precisas de las características del haz de radiación y hacen otras pruebas de seguridad de forma periódica.

Los radiofísicos médicos calificados tienen títulos de doctorado o maestría. Los radiofísicos médicos calificados han completado una carrera universitaria de cuatro años, entre dos a cuatro años de estudios de posgrado, y generalmente uno o dos años de entrenamiento en física clínica. Están certificados por la Junta Estadounidense de Radiología (American Board of Radiology) o la Junta Estadounidense de Física Médica (American Board of Medical Physics).