mínimamente invasivo
Un procedimiento mínimamente invasivo requiere un pequeño pinchazo en la piel o una incisión muy limitada para realizar la intervención, que generalmente involucra la inserción de instrumentos miniaturizados. Los ejemplos comunes de procedimientos mínimamente invasivos serían la biopsia de mama estereostática, el cateterismo de corazón o la colocación temporaria de un puerto implantado para quimioterapia.