coagular
Cambiar de líquido en estado espesado o sólido. La sangre que no fluye suavemente a través de un vaso sanguíneo puede coagularse o cuajarse y así cambiar de un líquido de libre flujo en una gelatina semisólida.