RadiologyInfo.org - Para Pacientes

Discograma (Discografía)

La discografía utiliza la guía por imágenes para dirigir una inyección de material de contraste hacia el centro de uno o más de los discos intervertebrales, para ayudar a identificar la causa del dolor de espalda. También se utiliza para ayudar a guiar el tratamiento de discos intervertebrales anormales (almohadones con aspecto de esponja ubicados entre las vértebras de la columna).

Su doctor le dará instrucciones sobre cómo prepararse, incluyendo cualquier cambio en sus horarios para tomar medicamentos. Hable con su doctor si existe la posibilidad de que esté embarazada, y coméntele sobre cualquier enfermedad reciente, condiciones médicas, alergias y medicamentos que esté tomando, incluyendo suplementos de hierbas y aspirina. Se le podría aconsejar que deje de tomar aspirina, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) o anticoagulantes durante varios días antes del procedimiento. También se le podría indicar que no coma ni beba nada después de pasada la medianoche anterior al examen. Deje las joyas en casa y vista ropa suelta y cómoda. Se le podría pedir que se ponga una bata. Haga planes para que lo lleven de vuelta a su casa.

¿En qué consiste un discograma?

Un discograma, o discografía, es un examen diagnóstico de intervención que ayuda a determinar si un disco intervertebral específico podría ser la causa del dolor de espalda.

Los discos intervertebrales son amortiguadores que parecen esponjas entre las vértebras, o huesos, de la columna vertebral. Los discos actúan como una especie de absorbente de impacto de la columna vertebral y ayudan a proveer flexibilidad.

Cada disco tiene una capa externa fuerte llamada anillo y una parte central llamada núcleo, compuesta de un material blando, parecido a la goma. Cuando los discos se abultan o rompen, pueden presionar los nervios de la columna vertebral y causar dolor o debilitamiento.

En un discograma, un líquido de contraste es inyectado en el centro de uno o más discos usando la guía por rayos X. Esta inyección puede reproducir temporalmente los síntomas del dolor de espalda en el paciente. Como parte del procedimiento también se puede realizar un examen de rayos X o de exploración por TAC para obtener imágenes del disco inyectado.

¿Cuáles son algunos de los usos comunes de este procedimiento?

Un discograma se realiza generalmente para ayudar a diagnosticar la causa del dolor de espalda y para guiar el tratamiento de discos anormales. El procedimiento también puede ser realizado antes de una cirugía para ayudar a identificar los discos que necesitan ser tratados o removidos.

¿Cómo debo prepararme?

Antes de que le realicen el procedimiento, es posible que se haga un análisis de sangre para determinar si los riñones están funcionando bien y si la coagulación sanguínea es normal.

Hable con su médico sobre todos los medicamentos que esté ingiriendo. Liste las alergias, en especial a los anestésicos locales, la anestesia general o a los material de contraste. Su médico le podría indicar que deje de tomar aspirinas, medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (NSAID, por sus siglas en inglés) o anticoagulantes.

Hable con su médico acerca de enfermedades recientes u otros problemas de salud.

Probablemente se le solicitará que no ingiera ningún tipo de alimentos o bebidas pasada la medianoche con anterioridad al procedimiento. Su médico le informará qué medicamentos puede tomar a la mañana.

Haga planes para que alguien lo lleve a su hogar una vez concluido el procedimiento.

Se le proporciona una bata para usar durante el procedimiento.

Las mujeres siempre deben informar a su médico y al tecnólogo de rayos X si existe la posibilidad de embarazo. Muchos exámenes por imágenes no se realizan durante el embarazo ya que la radiación puede ser peligrosa para el feto. En caso de que sea necesario el examen de rayos X, se tomarán precauciones para minimizar la exposición del bebé a la radiación. Ver la página de Seguridad para obtener mayor información sobre el embarazo y los rayos X.

Si usted aún no le ha dado al radiólogo sus exámenes por imágenes anteriores relevantes (ej.: RMN de la columna lumbar), tráigalos el día de su procedimiento.

¿Cómo es el equipo?

El equipo generalmente utilizado para este examen consiste en una mesa radiográfica, uno o dos tubos de rayos X y un monitor similar a un televisor ubicado en la sala de exámenes o en un cuarto cercano. La fluoroscopia, que convierte los rayos X en imágenes de video, se utiliza para o guiar y monitorear el progreso del procedimiento. El video es producido por la máquina de rayos X y por un detector que está suspendido sobre la mesa en la que yace el paciente.

Otro equipo que puede utilizarse durante el procedimiento incluye la línea intravenosa (IV), una máquina de ultrasonido y aparatos que controlan sus latidos cardíacos y presión arterial.

El dispositivo para la exploración por TAC es una máquina de gran tamaño, con forma de anillo con un túnel corto en el centro. Uno se acuesta en una angosta mesa de examen que se desliza dentro y fuera de este corto túnel. El tubo de rayos X y los detectores electrónicos de rayos X se encuentran colocados en forma opuesta sobre un aro, llamado gantry, que rota alrededor de usted. La computadora que procesa la información de las imágenes se encuentra ubicada en una sala de control aparte. Allí es adonde el tecnólogo opera el dispositivo de exploración y monitorea su examen en contacto visual directo. El tecnólogo podrá escucharlo y hablar con usted utilizando un parlante y un micrófono.

¿Cómo es el procedimiento?

Los rayos X son una forma de radiación, como la luz o las ondas de radio. Los rayos X pasan a través de la mayoría de los objetos, incluso el cuerpo. Una vez que se encuentra cuidadosamente dirigida a la parte del cuerpo a examinar, una máquina de rayos X genera una pequeña cantidad de radiación que atraviesa el cuerpo, produciendo una imagen en película fotográfica o en detector especial.

Los rayos X son absorbidos por diferentes partes del cuerpo en variables grados. Los huesos absorben gran parte de la radiación mientras que los tejidos blandos, como los músculos, la grasa y los órganos, permiten que más de los rayos X pasen a través de ellos. En consecuencia, los huesos aparecen blancos en los rayos X, mientras que los tejidos blandos se muestran en matices de gris y el aire aparece en negro.

La mayoría de las imágenes son archivos digitales que se almacenan electrónicamente. Estas imágenes almacenadas son de fácil acceso para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades.

La fluoroscopía utiliza un haz continuo o pulsada de rayos X para crear una secuencia de imágenes que se proyectan en una pantalla fluorescente o en un monitor similar a un televisor. Al utilizarse con un medio de contraste oral, que define claramente el área a examinar haciéndola aparecer obscura (o revirtiendo electrónicamente el contraste de la imagen a blanco), esta técnica especial de rayos X posibilita al médico ver las articulaciones y los órganos internos en movimiento. Las imágenes o películas sin movimiento también son capturadas y almacenadas electrónicamente en una computadora.

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento?

Este examen generalmente se realiza en pacientes ambulatorios.

Una enfermera o un tecnólogo insertará una línea intravenosa (IV) dentro de una vena de su mano o su brazo de manera que se puedan dar medicamentos sedativos en forma intravenosa. Usted tiene que permanecer despierto durante el procedimiento para poder comunicar cualquiera de los síntomas que estuviera experimentando durante el examen.

Es posible que le administren medicación para ayudar a evitar nauseas y dolores así como también antibióticos que ayudan a evitar infecciones.

Usted será posicionado sobre la mesa de examen de costado, levemente inclinado hacia adelante. Puede que se usen almohadas para ayudar a mantenerlo cómodo y en posición.

Lo podrían conectar a unos monitores que controlan el latido cardíaco, la presión arterial, los niveles de oxígeno y el pulso.

Se rasurará, esterilizará y cubrirá con un paño quirúrgico la zona del cuerpo en donde se colocará el catéter. También se rasurará el vello o pelo que se encuentre cerca o en el sitio del procedimiento de discografía.

El médico adormecerá el área con un anestésico local. Esto podría quemar o arder brevemente antes de que el área se adormezca.

Guiado por imágenes de rayos X en tiempo real (fluoroscopía), el médico insertará una aguja a través de su piel, en el centro del disco que está siendo examinado. Una vez que la aguja está dentro del disco, un agente de contraste es inyectado y la aguja es removida. Durante el procedimiento se le puede pedir que describa su dolor con respecto a la ubicación, distribución y severidad. Si el disco inyectado es la fuente de su dolor de espalda, usted podría sentir un dolor similar al que experimenta en forma diaria. El proceso podría ser repetido en otros discos. Para poder considerar al discograma como un procedimiento objetivo, el operador no puede revelar los niveles que están siendo inyectados ni el momento en el que está siendo inyectado.

Se aplica presión para prevenir cualquier sangrado, y la abertura realizada en la piel se cubre con un apósito. No es necesario hacer una sutura.

Se le quita la línea intravenosa antes de que vuelva a su casa.

Después de que se completan las inyecciones, un examen de rayos X o de exploración por TAC pueden ser realizados para analizar el/los disco(s) inyectado/s con más detalle. Cuando el agente de contraste se disemina afuera del disco, podría indicar que hay fisuras en el anillo externo del disco.

Se lo llevará a un área de observación por un mínimo de 30 a 60 minutos.

Este procedimiento se completa usualmente en una hora, dependiendo de la cantidad de niveles de discos que su doctor quiera examinar.

¿Qué experimentaré durante y después del procedimiento?

Sentirá un suave pellizco cuando se inserte la aguja en la vena para colocar la línea intravenosa (IV) y cuando se inyecte el anestésico local. La mayor parte de la sensación viene de la incisión en la piel. La piel se adormece utilizando un anestésico local. Podría sentir presión cuando se inserta el catéter dentro de la vena o de la arteria. Sin embargo, no sentirá muchas molestias.

Podría sentir dolor o incomodidad durante la inserción de la aguja, mientras la aguja es guiada a través del disco de interés.

Se le pedirá y recordará que se mantenga muy quieto durante el procedimiento.

A medida que el material de contraste circule por su organismo, podría sentir calor. Esta sensación desaparecerá rápidamente.

Usted podría tener un poco de dolor en el lugar de la inyección durante varias horas después de volver a su casa. Usted puede aplicar una compresa fría en el área, poniéndola y sacándola en forma alternada cada 20 minutos. Usted también puede tomar sus medicamentos para el dolor habituales como lo prescribió su médico. Si el dolor es severo y está asociado con fiebre, entonces tiene que ver inmediatamente a un médico.

¿Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo?

Un radiólogo, un médico específicamente capacitado para supervisar e interpretar los exámenes de radiología, analizará las imágenes y enviará un informe firmado a su médico remitente o de atención primaria, quien compartirá con usted los resultados.

Podría ser necesario hacer exámenes de seguimiento. Si así fuera, su doctor le explicará el porque. Algunas veces se realiza un examen de seguimiento porque una posible anormalidad necesita una evaluación más exhaustiva con vistas adicionales o con una técnica especial de toma de imágenes. También se podría hacer un examen de seguimiento para ver si ha habido algún cambio en una anormalidad a lo largo del tiempo. Los exámenes de seguimiento, a veces, son la mejor forma de ver si el tratamiento está funcionando o si una anormalidad está estable o ha cambiado.

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos?

Beneficios

  • Un discograma evalúa si un disco vertebral específico está involucrado en la causa de sus síntomas de dolor de espalda.
  • No queda radiación en el cuerpo de un paciente luego de realizar el examen de rayos X.
  • Los rayos X por lo general no tienen efectos secundarios en el rango de diagnóstico típico para este examen.
  • La exploración por TAC no es dolorosa, no es invasiva y es precisa.
  • Una gran ventaja de la exploración por TAC es la capacidad de tomar imágenes de los huesos, el tejido blando y los vasos sanguíneos, todos al mismo tiempo.
  • A diferencia de los rayos X, la exploración por TAC provee imágenes muy detalladas de muchos tipos de tejidos como así también de los pulmones, los huesos y los vasos sanguíneos.

Riesgos

  • Cualquier procedimiento en el cual se penetra la piel conlleva un riesgo de infección. La posibilidad de necesitar un tratamiento con antibióticos ocurre en menos de uno de cada 1.000 pacientes.
  • Existe un muy bajo riesgo de reacción alérgica si se inyecta material de contraste.
  • Siempre existe una leve probabilidad de tener cáncer como consecuencia de la exposición a la radiación. Sin embargo, el beneficio de un diagnóstico exacto es ampliamente mayor que el riesgo.
  • Las mujeres siempre deberán informar a su médico o al tecnólogo de rayos X si existe la posibilidad de embarazo. Vea la página sobre Seguridad en Rayos X, Radiología Intervencionista y Procedimientos de Medicina Nuclear para obtener mayor información sobre el embarazo y los rayos X.
  • La dosis efectiva de radiación para este proceso puede variar. Vea la página de seguridad con respecto a la dosis de radiación en los exámenes por rayos X y por TC para más información sobre dosis de radiación.
  • En general, no se recomienda el diagnóstico por imágenes por TAC para las mujeres embarazadas salvo que sea médicamente necesario debido al riesgo potencial para el bebé que está por nacer.
  • Las madres en período de lactancia deben esperar 24 horas luego de que hayan recibido la inyección intravenosa del material de contraste antes de poder volver a amamantar.
  • El riesgo de una reacción alérgica grave al material de contraste que contiene yodo muy rara vez ocurre, y los departamentos de radiología están bien equipados para tratar tales reacciones.
  • Un discograma es por lo general un procedimiento seguro. No obstante, existe el riesgo de las siguientes complicaciones:
    • infección del espacio disco(s) injectado(s)
    • empeoramiento temporal del dolor de espalda crónico
    • dolor de cabeza
    • náusea
    • lesión de los vasos sanguíneos o nervios en y alrededor de la columna vertebral
    • sangrado
    • insensibilidad o debilidad temporal
    • daño de los nervios
    • parálisis

Sobre la minimización de la exposición a la radiación

Se debe tener especial cuidado durante los exámenes de rayos X en utilizar la mínima dosis posible de radiación y a la vez generar las mejores imágenes para la evaluación. Las organizaciones nacionales e internacionales de protección de la radiología revisan y actualizan constantemente las normas técnicas utilizadas por los profesionales en radiología.

Los sistemas modernos de rayos X tienen haces de rayos X muy controlados y métodos de control de filtración para minimizar la desviación (dispersión) de la radiación. Esto garantiza que aquellas partes del cuerpo de las que no se toman imágenes reciban la mínima exposición posible a la radiación.

¿Cuáles son las limitaciones del discograma?

Debido a que el discograma es un examen invasivo, generalmente no se lo usa para la evaluación inicial del dolor de espalda. Un discograma es usualmente recomendado luego de que tratamientos conservativos, como la medicación o la terapia física, durante un período de cuatro a seis meses fallan en aliviar el dolor de espalda. Debido a que un disco puede estar dañado sin causar dolor, los resultados del discograma usualmente son combinados con otros exámenes para determinar un plan de tratamiento.

En algunos casos, la RMN o la exploración por TAC son una mejor alternativa que el discograma para el diagnóstico del dolor de espalda.

En la mayoría de los casos, simple radiografías, RMN de columna o la exploración de la columna vertebral por TAC (cuando no se puede realizar RMN) son los exámenes primarios indicados para el diagnóstico y evaluación del dolor en la parte baja de la espalda. Otros exámenes, como la mielografía o discografía, son usados a menudo en algunas situaciones para resolver preguntas clínicas específicas antes de realizar procedimientos quirúrgicos.

Información y recursos adicionales

Esta página fue repasada en 2018-02-10

Patrocinado por

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la Radiological Society of North America (RSNA) y de la American College of Radiology (ACR), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, RSNA, y ACR no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.