RadiologyInfo.org - Para Pacientes

Perfusión por TAC de la cabeza

La perfusión por tomografía computarizada (TC) de la cabeza utiliza un equipo especial de rayos X para mostrar las áreas del cerebro que están siendo irrigadas con sangre (perfundidas) adecuadamente y brindar información detallada sobre el flujo de sangre hacia el cerebro. La perfusión por TC es rápida, indolora, no es invasiva y es precisa. Es una técnica útil para medir el flujo sanguíneo hacia el cerebro, lo que puede ser importante para el tratamiento del derrame cerebral, la enfermedad de las vasos sanguíneos del cerebro, y los tumores de cerebro.

Hable con su doctor si existe la posibilidad de que esté embarazada, y coméntele sobre cualquier enfermedad reciente, condiciones médicas, medicamentos que esté tomando, y alergias. Le darán instrucciones de que no coma ni beba nada por unas pocas horas antes del procedimiento. Si usted sabe que tiene alergia al material de contraste, su médico podría prescribirle medicamentos para reducir el riesgo de una reacción alérgica. Estos medicamentos se deben tomar 12 horas antes de su examen. Deje las joyas en casa y vista ropa suelta y cómoda. Se le podría pedir que se ponga una bata durante el examen.

¿En qué consiste una perfusión por TAC de la cabeza?

La toma de imágenes usando perfusión por TAC muestran las áreas del cerebro que son abastecidas o perfundidas con sangre, y proporciona información detallada sobre el suministro de sangre o flujo de sangre hacia el cerebro.

La exploración de perfusión por TAC es un examen médico no invasivo que ayuda a los médicos a diagnosticar y tratar afecciones médicas.

La exploración por TAC combina un equipo de rayos x especial con computadoras sofisticadas para producir múltiples imágenes o fotos del interior del cuerpo. Estas imágenes pueden examinarse en el monitor de una computadora, imprimirse o transferirse a un CD.

La tomografía computarizada de los órganos internos, huesos, tejidos blandos o vasos sanguíneos brinda mayor claridad y revela más detalles que los exámenes convencionales de rayos X.

¿Cuáles son algunos de los usos comunes de este procedimiento?

La perfusión por TAC se usa normalmente para:

  • evaluar accidente cerebrovascular agudo.
  • ayudar a seleccionar pacientes para la terapia trombolítica después de un derrame cerebral, identificando tejido cerebral en riesgo de infarto o de lesión permanente debido a la falta de un suministro adecuado de sangre.
  • evaluar el vasoespasmo, o una constricción repentina de un vaso sanguíneo que puede surgir de una hemorragia subaracnoidea, en la que se produce un sangrado en el espacio entre las dos membranas que rodean al cerebro, conocidas como la duramadre y la membrana aracnoidea.
  • evaluar a los pacientes que son candidatos para tratamientos quirúrgicos o neuroendovasculares. La técnica emplea catéteres especiales (tubos largos y delgados), algunos contieniendo instrumentos especiales que puede ser introducidos hacia el área de bloqueo de los vasos sanguíneos para disolver o desalojar un coágulo de sangre.
  • diagnosticar y evaluar la respuesta al tratamiento en los pacientes con una variedad de tumores cerebrales.

¿Cómo debo prepararme?

Usted debe vestirse con prendas cómodas y sueltas para el examen. Es posible que tenga que ponerse una bata durante el procedimiento.

Los objetos de metal como joyas, anteojos, dentaduras postizas y broches para el cabello pueden afectar las imágenes de TAC. Déjelos en su casa o quíteselos antes del examen. Es posible que se le solicite que se quite audífonos y piezas dentales extraíbles. A las mujeres se les pedirá que se quiten el sostén si contiene alambres metálicos. Se le podría pedir que se quite cualquier tipo de pendientes, cuando sea posible.

Se le pedirá que no ingiera alimentos o bebidas durante unas pocas horas antes en el caso de que se utilizare en el examen un material de contraste. Usted debe informarle a su médico sobre todos los medicamentos que esté tomando y sobre si sufre algún tipo de alergia. Si tiene alguna alergia conocida a los materiales de contraste, su médico quizás prescriba medicaciones (por lo general un esteroide) para reducir el riesgo de una reacción alérgica. Para evitar demoras innecesarias, contacte a su médico antes de la hora exacta de su examen.

Asimismo, informe a su médico sobre cualquier enfermedad o dolencia que haya sufrido recientemente, y sobre si tiene antecedentes de enfermedades cardíacas, asma, diabetes, enfermedades renales o problemas de la tiroides. Cualquiera de estas dolencias puede aumentar el riesgo de un efecto adverso.

El radiólogo también debe saber si usted tiene asma, mieloma múltiple o cualquier trastorno del corazón, los riñones o la glándula tiroides, o si usted tiene diabetes (especialmente si está tomando Glucophage). Cualquiera de estas condiciones o medicamentos pueden afectar el nivel de seguridad en la administración de contraste utilizado para este tipo especial de exploración por TAC.

Las mujeres siempre deben informar a su médico y al tecnólogo de TAC si existe la posibilidad de que pudieran estar embarazadas. Ver la página sobre Tomografía Computada (TC) Durante el Embarazo para obtener mayor información.

¿Cómo es el equipo?

La TAC por perfusión se realiza en un explorador de tomografía computarizada.

El dispositivo para la exploración por TAC es una máquina de gran tamaño, con forma de anillo con un túnel corto en el centro. Uno se acuesta en una angosta mesa de examen que se desliza dentro y fuera de este corto túnel. El tubo de rayos X y los detectores electrónicos de rayos X se encuentran colocados en forma opuesta sobre un aro, llamado gantry, que rota alrededor de usted. La computadora que procesa la información de las imágenes se encuentra ubicada en una sala de control aparte. Allí es adonde el tecnólogo opera el dispositivo de exploración y monitorea su examen en contacto visual directo. El tecnólogo podrá escucharlo y hablar con usted utilizando un parlante y un micrófono.

¿Cómo es el procedimiento?

De varias maneras, una exploración por TAC funciona de forma muy similar a otros exámenes de rayos X. Diferentes partes del cuerpo absorben los rayos X en diferentes cantidades. Está diferencia le permite a su médico distinguir entre si a las distintas partes del cuerpo en una placa de rayos X o en una imagen por TAC.

En un examen de rayos X convencional se dirige una pequeña cantidad de radiación a través de la parte del cuerpo que está siendo examinada. Se capturan las imágenes con una placa especial para registro de imágenes digitales. Los huesos aparecen blancos en los rayos X. Los tejidos blandos tales como el corazón y el hígado se ven en gamas de grises. El aire aparece de color negro.

En el caso de la exploración por TAC, varios haces de rayos X y un conjunto de detectores electrónicos de rayos X rotan alrededor suyo. Miden la cantidad de radiación que se absorbe en todo su cuerpo. A veces, la mesa de examen se moverá durante la explotación, de manera que el haz de rayos X siga una trayectoria en forma de espiral. Un programa especial informático procesa este gran volumen de datos para crear imágenes transversales y bidimensionales de su cuerpo. Estas imágenes se muestran luego en un monitor. Las imágenes por TAC a veces se comparan con mirar dentro de un pan que se corta en finas rodajas. Cuando las finas imágenes son rearmadas por medio de un software informático, el resultado consiste en una visualización multidimensional muy detallada del interior del cuerpo.

El perfeccionamiento en la tecnología de detectores permite que casi todos los dispositivos de exploración por TAC obtengan imágenes con cortes múltiples en una sola rotación. Estos dispositivos de exploración, llamados "TAC de imágenes múltiples" o "multidetector TAC" permiten obtener cortes más delgados en menos tiempo. Esto resulta en capacidades de visualización adicionales más detalladas.

Los dispositivos de exploración por TAC modernos pueden explorar amplios sectores del cuerpo en tan sólo unos segundos, e incluso más rápido en niños. Dicha velocidad es beneficiosa para todos los pacientes. Es particularmente beneficiosa para los niños, los ancianos y las personas gravemente enfermas (cualquier persona que pudiera tener dificultades para permanecer quieta) incluso durante el breve periodo de tiempo necesario para obtener las imágenes.

¿Cómo se lleva a cabo el procedimiento?

El tecnólogo comienza colocándolo a usted en la mesa de examen de TAC, generalmente boca arriba. Es posible que se utilicen correas y cojines para ayudar en que se mantenga una posición correcta y para ayudar a que permanezca inmóvil durante el examen.

A continuación, la mesa se moverá rápidamente a través del dispositivo de exploración para determinar la posición inicial correcta para las exploraciones. Luego, la mesa se moverá lentamente a través de la máquina mientras se realiza la exploración. Dependiendo del tipo de exploración por TAC, la máquina podría hacer varias pasadas.

El material de contraste se inyectará a través de una línea intravenosa (IV) mientras se obtienen imágenes adicionales. En la mayoría de los casos, el material de contraste se inyecta por una máquina especial conectada a la línea IV, lo que garantiza la entrega precisa del material de contraste a una tasa y plazo prescrito por el radiólogo. La precisión en la inyección es necesaria para lograr una perfusión por TAC exitosa.

Es posible que le soliciten que contenga la respiración durante la exploración. Cualquier movimiento, incluyendo la respiración y los movimientos del cuerpo, pueden causar artefactos en las imágenes. Esta pérdida de calidad en la imágen se asemeja al efecto borroso en una fotografía tomada de un objeto en movimiento.

Cuando se haya terminado el examen se le pedirá que espere hasta que el tecnólogo verifique que las imágenes son de alta calidad, suficiente para una interpretación precisa.

Una perfusión por TAC de la cabeza se lleva a cabo normalmente en 25 minutos.

¿Qué experimentaré durante y después del procedimiento?

Por lo general, los exámenes por TAC son rápidos, sencillos y sin dolor. Con la TC de detector múltiple se reduce el tiempo que el paciente tiene que permanecer inmóvil.

Aunque la exploración en sí misma no causa dolor, es posible que se sienta algo de incomodidad por el hecho de tener que permanecer inmóvil durante varios minutos. Si usted tiene dificultades para permanecer inmóvil, sufre de claustrofobia o tiene dolores crónicos, es posible que la exploración por TAC le resulte estresante. El tecnólogo o la enfermera, bajo la dirección de un médico, puede ofrecerle algún medicamento para ayudarlo a tolerar el procedimiento de exploración por TAC.

Sin embargo, el diseño muy abierto de un explorador moderno de TAC rara vez causa una sensación claustrofóbica.

Cuando se inyecta el material de contraste intravenoso, sentirá un pinchazo a medida que se inserta la aguja en la vena que normalmente se encuentra en el brazo, cerca del pliegue del codo.

Usted puede tener una sensación de calor durante la inyección del material de contraste y un gusto metálico en su boca que dura unos minutos. Algunos pacientes pueden experimentar una sensación como que tienen que orinar, pero esto se calma rápidamente.

Cuando ingrese en el dispositivo de exploración por TAC, podría ver haces de luces especiales proyectados sobre su cuerpo. Estos haces son utilizados para asegurar que esté en la posición adecuada. Con los modernos dispositivos de exploración por TAC, podría oir zumbidos, cliqueos y chasquidos. Esto ocurre porque cuando las partes internas del dispositivo de exploración por TAC, que generalmente usted no puede ver, giran alrededor suyo durante el proceso de obtención de imágenes.

Durante la exploración por TAC usted se encontrará a solas en la sala de examen, a menos que existan circunstancias especiales. Por ejemplo, algunas veces un padre cubierto con un delantal de plomo, podría permanecer en la sala con su hijo. Sin embargo, el tecnólogo siempre podrá verlo, oírlo y hablarle en todo momento a través de un sistema incorporado de intercom.

Luego de un examen por TAC, el tecnólogo le quitará la línea intravenosa usada para inyectarle el material de contraste. Se cubrirá con una venda el pequeño agujero que dejó la aguja. Usted puede retomar sus actividades habituales.

¿Quién interpreta los resultados y cómo los obtengo?

Un radiólogo, un médico especialmente entrenado para supervisar e interpretar los exámenes de radiología, analizará las imágenes. El radiólogo le enviará un informe oficial al médico que ordenó el examen.

¿Cuáles son los beneficios y los riesgos?

Beneficios

  • La perfusión por TAC es una técnica útil para la medición de la perfusión cerebral. La medición de la perfusión puede ser importante para tratar derrames cerebrales, otras enfermedades de los vasos sanguíneos del cerebro y los tumores cerebrales.
  • Las imágenes por TAC son exactas, no son invasivas y no provocan dolor.
  • Una ventaja importante de la TAC es su capacidad de obtener imágenes de huesos, tejidos blandos y vasos sanguíneos al mismo tiempo.
  • A diferencia de los rayos X convencionales, la exploración por TAC brinda imágenes detalladas de numerosos tipos de tejido así como también de los pulmones, huesos y vasos sanguíneos.
  • Los exámenes por TAC son rápidos y sencillos; en casos de emergencia, pueden revelar lesiones y hemorragias internas lo suficientemente rápido como para ayudar a salvar vidas.
  • Se ha demostrado que la TAC es una herramienta de diagnóstico por imágenes rentable que abarca una amplia serie de problemas clínicos.
  • La TAC se puede realizar aunque usted tenga implantado un dispositivo médico de cualquier tipo.
  • Un diagnóstico determinado por medio de una exploración por TAC puede eliminar la necesidad de una cirugía exploratoria y una biopsia quirúrgica.
  • Luego del examen por TAC no quedan restos de radiación en su cuerpo.
  • Los rayos X utilizados en las exploraciones por TAC no deberían tener efectos secundarios inmediatos.

Riesgos

  • Siempre existe la leve posibilidad de cáncer como consecuencia de la exposición excesiva a la radiación. Sin embargo, el beneficio de un diagnóstico exacto pesa mucho más que el riesgo.
  • La dosis de radiación efectiva para este procedimiento varía. Consulte la página de seguridad para obtener más información acerca de la dosis de radiación.
  • Se hacen todos los esfuerzos posibles para usar la dosis de radiación más baja posible, sin sacrificar la calidad necesaria de las imágenes TAC para diagnosticar efectivamente el proceso de una enfermedad. Casi todos los exploradores por TAC ahora tienen programas de computación que ayudan a mejorar la calidad de la imágen a dosis bajas de radiación.
  • Las mujeres siempre deben informar a sus médicos y tecnólogos de rayos X o TAC si existe cualquier posibilidad de que estén embarazadas. Vea la página sobre Seguridad en Rayos X, Radiología Intervencionista y Procedimientos de Medicina Nuclear para obtener mayor información sobre el embarazo y los rayos X.
  • Por lo general, la exploración por TAC no se recomienda para las mujeres embarazadas, a menos que sea médicamente necesario, debido al riesgo potencial para el bebé. Sin embargo este riesgo es mínimo en el caso de la exploración por TAC de la cabeza, ya que el haz de rayos X está confinado a la cabeza, lejos de la cavidad abdominal donde yace el bebé.
  • Las madres en período de lactancia deben esperar 24 horas luego de que hayan recibido la inyección intravenosa del material de contraste antes de poder volver a amamantar.
  • El riesgo de una reacción alérgica grave al material de contraste que contiene yodo muy rara vez ocurre, y los departamentos de radiología están bien equipados para tratar tales reacciones.

¿Cuáles son las limitaciones de la perfusión por TAC de la cabeza?

Es posible que una persona de talla muy grande no pueda ingresar por la abertura de una exploradora de TAC convencional o que sobrepase el límite de peso (en general de 450 libras) de la mesa móvil.

Esta página fue repasada en 2018-02-25

Imágenes

Fotografía de un radiólogo que prepara a un paciente para un examen de tomografía computarizada (TC). Ver ampliación y subtítulo

Contenido pediátrico

Algunos exámenes diagnósticos y tratamientos tienen consideraciones pediátricas específicas. El osito de peluche denota contenido que aplica específicamente a los niños.

Patrocinado por

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la Radiological Society of North America (RSNA) y de la American College of Radiology (ACR), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, RSNA, y ACR no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.