Hematuria o sangre en la orina

Radiólogo preparando a un paciente para una radiografía abdominal.

La hematuria, o sangre en la orina, se puede categorizar como visible (se puede ver la sangre en la orina simple vista) o microscópica (solamente se ve bajo el microscopio). Puede estar causada por una enfermedad que produce sangrado, por ciertos medicamentos, o por condiciones médicas tales como piedras, infección, tumor o lesión en los riñones, el tracto urinario, la glándula prostática o los genitales. El tener hematuria no siempre indica que usted tiene una anormalidad subyacente. Sin embargo, debe contactar a su doctor inmediatamente, especialmente si viene acompañada de náuseas, vómitos, dolor, o dificultad para orinar.

Su doctor llevará a cabo un examen físico para evaluar la presencia de indicios de lesiones y puede ordenar una radiografía, una RMN/TC, una urografía, un ultrasonido abdominal o un pielograma intravenoso (PIV) para ayudar a diagnosticar y evaluar su condición. Luego, su médico enfocará el tratamiento en la causa subyacente de la presencia de sangre en la orina.

¿En qué consiste la hematuria?

La hematuria es sangre en la orina. Por lo general se divide en dos categorías:

  • La hematuria macroscópica (franca o gruesa) es el término médico que se utiliza para describir la presencia de sangre visible en la orina. La orina puede verse roja o marrón. A veces se pueden encontrar coágulos en la sangre.
  • La hematuria microscópica es visible solamente bajo el microscopio, y por lo general se detecta con un examen de orina durante una visita al médico.

La hematuria puede ser causada por una variedad de condiciones que incluyen piedras, infección, un tumor, lesiones que involucran los riñones, el tracto urinario, la glándula prostática y/o los genitales. También puede ser causada por una enfermedad que afecta a la sangre o por la ingestión de ciertos medicamentos.

Si usted encuentra sangre en su orina, debe contactar inmediatamente a su médico, especialmente si el cuadro va acompañado por otros síntomas como náusea, vómitos, dolor o dificultad para orinar.

¿Forma en que se diagnostica y evalúa la hematuria?

El tener hematuria no necesariamente indica que usted tiene una anormalidad médica subyacente. Puede ser causada por actividades de rutina como el ejercicio vigoroso. Sin embargo, debido a que algunas veces indica la presencia de una enfermedad o condición grave, su médico generalmente evaluará la causa de la hematuria.

Su médico comenzará por discutir su historia médica y cualquier síntoma que esté experimentando, y realizará un examen físico. Durante el examen físico, su médico buscará la presencia de cualquier signo o lesión, tales como moretones. Si usted es hombre, su médico podría realizar un examen digital rectal para determinar si su próstata podría estar causando la hematuria. También debería informar a su médico sobre cualquier medicamento que esté tomando, incluyendo vitaminas o suplementos.

La hematuria puede ser evaluada usando una o más de los siguientes exámenes por imágenes:

  • Rayos X: podrían utilizarse rayos X para buscar algunas de las causas de la hematuria, tales como piedras en los riñones o en la vesícula, especialmente si usted presenta otros síntomas como nausea y vómitos. La mayor parte de las causas de la hematuria no podrán ser detectadas con rayos X y es probable que se necesiten exámenes adicionales.
  • Urografía por RMN/TAC: su médico podría ordenar una urografía por RMN o TAC. Ambos exámenes ayudarán a su médico a visualizar el tracto urinario, incluyendo la vesícula, los uréteres y los riñones. La urografía por RMN utiliza un campo magnético poderoso para capturar imágenes de su tracto urinario.
  • Ultrasonido abdominal: el ultrasonido puede ser útil para ayudar a su médico a ver los riñones y la vesícula e identificar anormalidades, como un bloqueo en el tracto urinario u otras posibles causas de hematuria.
  • Pielograma intravenoso (PIV): el PIV es un examen por rayos X que ayudará a su médico a visualizar los riñones, la vesícula y los uréteres. Puede ayudar a detectar anormalidades dentro del sistema urinario y mostrar cuán eficientemente el sistema urinario elimina los residuos. Este examen requiere que el paciente reciba una inyección de material de contraste ("tinta para rayos X") dentro de la vena. Luego de varios minutos se tomarán una serie de rayos X que revelarán los riñones, los uréteres y la vesícula.
  • RMN de la próstata: si se sospecha que la glándula prostática es la causa de la hematuria, su médico podría ordenar un examen por RMN para poder identificar mejor las posibles anormalidades de la glándula prostática y de las vesículas seminales.

¿Cómo se trata la hematuria?

El tratamiento para la hematuria varia dependiendo de la causa. Su médico enfocará el tratamiento en la condición o enfermedad que está causando la presencia de sangre en la orina.

Si se determina que las piedras son la causa de la hematuria, el tratamiento requerirá de cirugía. Si su médico sospecha que hay un tumor en el tracto urinario o en la glándula prostática en base a las imágenes tomadas, se podría recomendar una biopsia y los tratamientos probablemente incluirán la quimioterapia, la cirugía o la radioterapia.

Esta página fue repasada en 2018-04-10

Para obtener más información sobre este y otros procedimientos de radiología, visite Radiologyinfo.org