RadiologyInfo.org - Para Pacientes

Cáncer anal

El cáncer anal, también conocido como carcinoma anal, es el cáncer del ano. Para ayudar a diagnosticar esta condición su médico realizará un examen rectal digital y una anoscopia. Su médico también podría ordenar una RMN, una TAC, una PET/TC, o un ultrasonido endoanal.

Dependiendo del tamaño, ubicación y extensión del cáncer, los tratamientos podrían incluir la cirugía, la radioterapia y la quimioterapia.

En qué consiste el cáncer anal

El cáncer anal es un cáncer que comienza en el ano, la abertura al final del tracto gastrointestinal a través de la cual las heces, o desechos sólidos, salen del cuerpo. El ano comienza al final del recto que es la última parte del intestino grueso (también denominado colon).

El cáncer anal afecta generalmente a adultos de más de 60 años, y afecta a las mujeres más frecuentemente que a los hombres. Más de 8.000 personas son diagnosticadas con cáncer anal cada año en los Estados Unidos.

Los síntomas de cáncer anal podrían incluir cambios en los hábitos intestinales y cambios en, y, alrededor del área anal que podrían incluir:

  • sangrado y picazón
  • dolor o presión
  • descargas inusuales
  • un bulto o masa
  • incontinencia fecal
  • fístula

Algunos pacientes que tienen cáncer anal no presentan ningún síntoma. Algunas condiciones no cancerosas tales como las hemorroides y las fisuras pueden causar síntomas similares.

Forma en que se diagnostica y evalúa el cáncer anal

Para diagnosticar las causas de los síntomas, su médico podría realizar:

Un examen rectal digital (DRE, por sus siglas en inglés): Examen rectal digital (DRE): esta prueba examina la parte inferior del recto y la glándula prostática en hombres para identificar anormalidades en el tamaño, forma o textura. El término “digital” se refiere al hecho de que el médico clínico utiliza un dedo cubierto con un guante lubricado para llevar a cabo el examen. El DRE se utiliza para examinar la lesión anal y los ganglios linfáticos adyacentes. En las mujeres también se puede realizar un examen vaginal para determinar el sitio y tamaño de la lesión, la participación de la vagina, y la presencia de una fístula.

Anoscopia: este procedimiento utiliza una cámara especial ubicada en un extremo de un tubo que le permite al médico ver el interior del ano y recto, y realizar una biopsia de la lesión anal y determinar las relaciones anatómicas con las estructuras circundantes para hacer una estadificación clínica precisa. Si el área duele, el examen se hace bajo anestesia.

Imágenes por resonancia magnética (RMN) de la pelvis: esta prueba por imágenes utiliza un campo magnético y pulsos de radiofrecuencia para producir imágenes detalladas de los órganos internos, y es útil para determinar el tamaño del tumor, los ganglios linfáticos tomados, y la invasión de los órganos adyacentes. No se utiliza radiación.

Ultrasonido endoanal: este procedimiento por imágenes utiliza ondas sonoras de alta frecuencia generadas desde una sonda insertada adentro del ano y recto para producir imágenes que ayuden a evaluar la estructura del esfínter y el grosor de los músculos que rodean al canal anal. Este examen también se utiliza para identificar un desgarro en los músculos del esfínter, y para evaluar el tamaño de un tumor y la profundidad de la invasión.

Tomografía computarizada (TAC) del abdomen y la pelvis: este examen por imágenes utiliza rayos X para determinar la cantidad de cáncer que se ha diseminado, y se puede utilizar para crear imágenes del pecho, del abdomen y de la pelvis.

PET/TC: la tomografía por emisión de positrones (PET) es un tipo de exploración por medicina nuclear que utiliza una pequeña cantidad de material radiactivo para crear imágenes de las funciones del cuerpo. El examen por PET/TC fusiona imágenes de exploraciones por PET y por TAC para detectar y localizar anatómicamente el cáncer, y para determinar la cantidad de cáncer que se ha diseminado.

Cómo se trata el cáncer anal

El cáncer anal es curable cuando se lo encuentra temprano. Las opciones de tratamiento dependen de:

  • el tipo de célula cancerosa presente
  • el estadio del cáncer
  • la ubicación del tumor
  • el estatus del paciente con respecto al virus de la inmunoinsuficiencia humana (VIH)
  • recurrencia del cáncer después del tratamiento
  • preferencias del paciente y su estado general de salud

El objetivo principal del tratamiento es curar la enfermedad y preservar la función anal con la mejor calidad de vida posible. Los tratamientos difieren dependiendo de si el tumor involucra el canal anal o el margen anal.

Canal anal

Existen dos tipos de tratamientos estándar para el cáncer anal del canal anal: radioterapia y quimioterapia.

La radioterapia es un tratamiento del cáncer que utiliza rayos X de alta energía u otros tipos de radiación para matar células cancerosas.

Se utilizan dos tipos de radioterapias para tratar el cáncer anal:

La quimioterapia es un tratamiento para el cáncer que utiliza substancias químicas o medicamentos para matar las células cancerosas o para detener la división de las células cancerosas. Es administrada, generalmente, a lo largo de un período de tiempo, y se la alterna con períodos sin tratamiento. Podrían presentarse efectos secundarios tales como un número anormal de células sanguíneas, fatiga, diarrea, ampollas en la boca, y un sistema inmune comprometido.

La cirugía generalmente no se utiliza como el tratamiento estándar inicial porque podría resultar en la extirpación del esfínter anal y una colostomía permanente, en la cual la porción final del intestino se une a una abertura en la superficie del abdomen y los desechos del cuerpo se colectan en una bolsa desechable que está afuera del cuerpo.

Se podría hacer una resección abdominoperineal si el tumor no responde a la terapia con quimioradiación o si el esfínter anal no funciona bien. En este procedimiento quirúrgico se extirpan el ano, el recto, y parte del intestino grueso a través de una incisión hecha en el abdomen. También se podrían extirpar los ganglios linfáticos que contienen cáncer.

Margen anal

El tratamiento estándar para el cáncer del margen anal podría ser una resección local cuando el tumor es pequeño y no ha tomado los ganglios linfáticos o si tiene una diseminación distante. La quimioradiación se puede utilizar como un tratamiento complementario si el tumor está cerca de, o involucra al margen quirúrgico.

La terapia por quimioradiación es un tratamiento estándar para todos los otros tipos de tumores que involucran el margen anal. Vea la página sobre Tratamiento del cáncer anal para más información.

Esta página fue repasada en 2017-02-17

Imágenes

Ver ampliación y subtítulo

Patrocinado por

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la American College of Radiology (ACR) y de la Radiological Society of North America (RSNA), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, ACR, y RSNA no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.