terapia de yodo radioactivo I-131
Utilización de yodo radiactivo I-131 para tratar una tiroides hiperactiva, afección denominada hipertiroidismo. Cuando se ingiere una pequeña dosis de I-131, es absorbido por el torrente sanguíneo en el tracto gastrointestinal (GI) y concentrado por la sangre en la glándula tiroides, donde comienza a destruir las células de la glándula.