RadiologyInfo.org/sp/

Senos densos

La densidad del seno es una medición proporcional de los tejidos glandular, conectivo y graso de los senos de una mujer. Se la determina generalmente usando una mamografía, un examen de diagnóstico que utiliza rayos X en dosis bajas. El tener senos densos no es una condición anormal; de hecho, aproximadamente la mitad de todas las mujeres de más de 40 años tienen senos densos.

Todavía se desconoce la relación exacta entre la densidad de los senos y el cáncer de seno, pero el tener senos densos puede aumentar su riesgo de desarrollar cáncer de seno. No existen pruebas claras de que reduciendo la densidad de los senos se reduzca su riesgo de cáncer de seno. Hable con su médico sobre la densidad del seno y discuta que impacto podría tener en su plan de detección temprana del cáncer de seno.

En qué consisten los senos densos

La densidad del seno es una medida de la proporción de tejidos glandular, conectivo y graso dentro de los senos de una mujer, que generalmente se determina con una mamografía.

Los senos están hechos de tejidos glandular, conectivo y graso. Los senos son considerados densos cuando tienen mucho tejido glandular y conectivo, y no demasiado tejido graso. En un mamograma, el tejido graso aparece obscuro (radioluciente), y los tejidos glandular y conectivos aparecen blancos (radiopacos). Esencialmente, cuanto más “blanco” se ve el seno en un mamograma, más denso es el seno.

El tejido glandular incluye lóbulos (que producen leche durante la lactancia) y conductos que llevan la leche desde los lóbulos hasta el pezón durante el amamantamiento. El tejido conectivo (también llamado tejido fibroso) sirve de soporte y mantiene el tejido glandular en su lugar. El tejido graso ayuda a darle al seno su tamaño y forma.

No está claro porqué ciertas mujeres tienen senos densos y otras no. En general, las mujeres más jóvenes tienden a tener senos más densos, y algunas mujeres menopáusicas pueden perder densidad en el seno debido a cambios hormonales que se producen durante la menopausia. Sin embargo, esto no es una regla exacta, algunas mujeres jóvenes pueden tener senos grasos, mientras que algunas mujeres de edad avanzada tienen senos densos. La densidad de los senos de una mujer está determinada probablemente por factores genéticos. Pero la dieta, la nutrición, la ganancia o pérdida de peso, y factores hormonales también afectan la densidad del seno de una mujer.

El tener senos densos no es una condición anormal, de hecho, aproximadamente la mitad de todas las mujeres de más de 40 años tienen senos densos.

La relación exacta entre la densidad de los senos y el cáncer de seno todavía está siendo estudiada, y hay muchas cosas que todavía no se saben. Es más fácil detectar un cáncer subyacente en mujeres con senos grasos y más difícil detectar un cáncer subyacente en un mamograma en mujeres con senos densos. Esto se debe a que el tejido denso normal (que aparece blanco en los mamogramas) podría ocultar un cáncer subyacente que también, por lo general, aparece blanco en el mamograma. El tener senos densos también podría estar asociado con un pequeño aumento del riesgo de desarrollar cáncer de seno.

Forma en que se evalúan los senos densos

Generalmente se utiliza la mamografía para determinar si una mujer tiene senos densos.

  • Mamografía: un examen diagnóstico que utiliza rayos X en dosis bajas para examinar los senos. Este tipo de imágenes involucra la exposición de los senos a una pequeña cantidad de radiación ionizante para obtener imágenes del interior de los senos. Vea la página de Seguridad para más información sobre los rayos X.

Los radiólogos que interpretan en forma subjetiva los mamogramas determinan la proporción de tejido denso en los senos (blanco en el mamograma) y del tejido no denso graso (obscuro en el mamograma) usando una escala visual y asignando uno de los cuatro niveles de densidad de seno:

  • El seno está compuesto casi todo por grasa (también denominado el menos denso): el seno está compuesto casi por completo por tejido graso.
  • Áreas dispersas de densidad fibroglandular: la mayor parte del seno es tejido graso con algunas áreas dispersas de tejido denso de seno.
  • Heterogéneamente denso: la mayor parte del seno es tejido denso glandular y fibroso con algunas áreas de tejido graso menos denso.
  • Extremadamente denso: el seno está casi todo compuesto de tejido denso glandular y fibroso.

La mayoría de las mujeres (8 de 10) clasifican dentro de una de las dos categorías del medio. Solamente una pequeña fracción de mujeres tienen senos extremadamente densos o bien senos que son prácticamente todo grasa. Existe muy poca diferencia entre las áreas dispersas de densidad fibroglandular y las categorías heterogéneamente densas, y la clasificación es subjetiva.

En general, a las mujeres cuyos senos clasifican como heterogéneamente densos o extremadamente densos se las considerada como mujeres con senos densos. Algunos estados han pasado leyes de notificación de densidad de senos que requieren que las mujeres sean informadas cuando el mamograma indica que tiene senos densos.

Si su informe de la mamografía indica que usted tiene senos densos, debe hablar con su médico sobre qué significa para usted y sobre si debe o no considerar un plan de detección temprana adicional.

Exámenes adicionales

En un mamograma, el tejido graso aparece obscuro y transparente, y los tejidos glandular y conectivo aparecen como zonas blancas sólidas. Debido a que los tumores de seno también se ven blancos en la mamografía, pueden quedar escondidos por (o escondidos dentro) el tejido denso del seno.

Otros exámenes por imágenes pueden ayudar a encontrar cánceres del seno que no se pueden ver en senos densos durante un examen por mamografía. Si tiene senos densos, usted y su médico podrían considerar la complementación de su mamograma anual con uno o más de los siguientes exámenes por imágenes para detectar la presencia de cáncer de seno. Sin embargo, la mayoría de las mujeres con una riesgo promedio de cáncer de seno y con senos densos no necesitan ningún examen de detección extra.

  • La tomosíntesis de seno, también denominada mamografía tridimensional (3D) y tomosíntesis digital de seno (DBT), es una forma avanzada de toma de imágenes que está siendo utilizada por muchos prestadores de servicios médicos para examinar los senos. En la tomosíntesis de seno, se capturan imágenes múltiples de los senos desde diferentes ángulos y se reconstruyen o “sintetizan” en un grupo de imágenes tridimensionales.

    Extensos estudios poblacionales han demostrado que la exploración de los senos con tomosíntesis mejora las tasas de detección del cáncer de seno y disminuye la cantidad de situaciones en las que la mujer tiene que volver al médico para hacerse estudios adicionales debido a que se observaron cambios anormales. Los estudios sugieren que la tomosíntesis podría ser beneficiosa para las mujeres con senos densos. Vea la página de Mamografía para más información sobre la tomosíntesis del seno.

  • El ultrasonido del seno utiliza ondas sonoras para capturar imágenes de áreas del seno que podrían ser difíciles de ver con la mamografía. También puede ayudar a determinar si un bulto en el seno es sólido o líquido. A pesar de que el ultrasonido de seno puede ayudar a encontrar cáncer en mujeres con senos densos, existe un gran número de exámenes con resultados falsos positivos, y el ultrasonido de seno, a diferencia de la mamografía, no presenta las mismas evidencias que atestan sus beneficios en cuanto a la detección temprana. La mayoría de las mujeres con senos densos y un riesgo bajo o promedio de cáncer de seno no necesitan exámenes de detección adicionales con ultrasonido.
  • La RMN del seno se hace utilizando un poderoso campo magnético, pulsos de radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas del interior de los senos. La RMN puede detectar algunos cánceres pequeños que no pueden ser encontrados con ultrasonido, mamograma o tomosíntesis, y es particularmente útil en mujeres que presentan un alto riesgo de cáncer de seno.

Forma en que se tratan los senos densos

Actualmente no existen recomendaciones para reducir la densidad de los senos, y no existen pruebas claras de que reduciendo la densidad de los senos se reduzca el riesgo de cáncer de seno. Hable con su médico sobre si usted tiene senos densos y sobre cómo esto podría afectar su programa de detección temprana del cáncer de seno.

Esta página fue repasada en 2016-02-26

Imágenes

Ver ampliación y subtítulo

Acerca de este sitio

RadiologyInfo.org es producido por:

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la American College of Radiology (ACR) y de la Radiological Society of North America (RSNA), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, ACR, y RSNA no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.