RadiologyInfo.org - Para Pacientes

Cáncer de próstata

El cáncer de próstata es un tumor de la glándula prostática. La próstata se encuentra adelante del recto, debajo de la vejiga, y por arriba de la base del pene. Para ayudar a diagnosticar su condición su médico podría hacerle un examen físico, un análisis de PSA en sangre, o un examen rectal digital. Si encuentran un área sospechosa, su médico podría utilizar el ultrasonido, la RMN, o la RMN multiparamétrica (Mp-MRI) para determinar su ubicación, extensión y naturaleza. Su médico podría utilizar un ultrasonido o una biopsia por punción guiada por RMN para confirmar un diagnóstico de cáncer. Las opciones de tratamiento incluyen cirugía, radioterapia, terapia sistémica y monitoreo activo.

¿En qué consiste el cáncer de próstata?

El cáncer de próstata es un tumor de la próstata. La glándula se encuentra adelante del recto, por arriba de la base del pene, y por debajo de la vejiga. La próstata rodea la primera parte de la uretra. La próstata ayuda a producir el líquido lechoso denominado semen. El semen lleva los espermatozoides hacia afuera del cuerpo cuando un hombre eyacula. El cáncer de próstata es, por lo general, de crecimiento lento con pocos síntomas. Algunos tipos podrían ser agresivos y diseminarse rápidamente.

El cáncer de próstata es el cáncer más común entre los hombres estadounidenses. Es el más prevalente entre los hombres de más de 65 años y común entre los hombres de 50-64 años. Sin embargo, el cáncer de próstata pueden ocurrir en hombres de menos de 50 años. La detección temprana con el antígeno prostático específico (PSA) ha mejorado dramáticamente el diagnóstico del cáncer de próstata. Como resultado, los hombres de menos de 65 años de edad muestran una aumento en la incidencia de esta enfermedad.

Los factores de riesgo de cáncer de próstata incluyen:

  • La edad
  • Lla raza, especialmente los hombres de descendencia afroamericana
  • La obesidad
  • Una historial familiar de cáncer de próstata
  • Una dieta alta en grasas provenientes de la carne roja
  • Una historia de enfermedad de transmisión sexual (ETS)

El cáncer de próstata presenta pocos síntomas hasta que llega a los estadios avanzados. Los mismos incluyen:

  • Sangre en la orina o en el semen
  • Dolor en la cintura, la pelvis o las caderas
  • Problemas para orinar
  • Disfunción eréctil

En algunos casos de cáncer de próstata temprano no se observan síntomas. La detección temprana de rutina con la prueba de PSA en sangre y/o con el examen rectal digital a menudo descubre la presencia de cáncer de próstata.

¿Forma en que se diagnostica y evalúa el cáncer de próstata?

Su médico de cabecera le preguntará acerca de su historia médica, sus factores de riesgo y sus síntomas. También le harán un examen físico.

Muchos pacientes se someten regularmente a exámenes de detección temprana de cáncer de próstata, antes de que aparezcan los síntomas. Los exámenes de detección temprana podrían involucrar una o más los siguientes pruebas:

  • Antígeno prostático específico (PSA): esta prueba analiza una muestra de sangre para detectar los niveles de PSA, una proteína que produce la próstata. Altos niveles de PSA podrían indicar la presencia de cáncer.
  • Examen rectal digital (DRE): esta prueba examina la parte inferior del recto y la glándula prostática para identificar anormalidades en el tamaño, forma o textura. El término "digital" se refiere al hecho de que el médico utiliza un dedo cubierto con un guante lubricado para hacer el examen.

Si los resultados de la prueba de detección son anormales, su médico podría hacer los siguientes estudios por imágenes:

  • Ultrasonido de la próstata: también denominado ultrasonido transrectal, esta prueba proporciona imágenes de la próstata y del tejido circundante. Durante el examen, generalmente inserta una sonda de ultrasonido adentro del recto. La sonda envía y recibe ondas sonoras a través de la pared del recto hacia adentro de la próstata que se encuentra adelante del recto. Su médico podría utilizar el ultrasonido para guiar una biopsia por punción.
  • RMN de la próstata: la RMN utiliza un campo magnético poderoso, pulsos de radiofrecuencia y una computadora. Produce imágenes detalladas de los órganos, tejidos blandos, huesos y virtualmente todas las otras estructuras internas del cuerpo. El médico puede examinar las imágenes en el monitor de una computadora, transmitirlas electrónicamente, imprimirlas, o copiarlas en un CD. La RMN no utiliza radiación (rayos X). Su médico utilizará la RMN para determinar si el cáncer se ha diseminado hacia los ganglios linfáticos cercanos o los huesos.
  • Mp-MRI de la próstata: una RMN multiparamétrica es un estudio por imágenes emergente de avanzada. Combina tres técnicas de RMN para proporcionar información sobre la estructura y función de la próstata.
  • Biopsia de próstata: este procedimiento utiliza una aguja para extirpar una pequeña cantidad de tejido de varias partes de la próstata.
    • El ultrasonido en tiempo real, la RMN, o la Mp-MRI pueden guiar las biopsias.
    • Las imágenes por RMN y por Mp-MRI también pueden ser fusionadas con las imágenes por ultrasonido en tiempo real para guiar las agujas de biopsia.
  • Gammagrafía ósea: su médico podría realizar una gammagrafía ósea para determinar si el cáncer se ha diseminado hacia sus huesos. En una gammagrafía ósea se inyectan pequeñas cantidades de material radioactivo denominadas radiosonda adentro del torrente sanguíneo. La radiosonda viaja a través del área que está siendo examinada. Emite radiación en forma de rayos gamma que son detectados por una cámara gamma. Esta información va a una computadora que crea imágenes de los huesos.
  • PET/CT: los médicos utilizan la PET/CT para ver si el cáncer de próstata ha regresado (recurrencia). Al igual que la gammagrafía ósea, la PET/CT inyecta una radiosonda adentro del torrente sanguíneo. La radiosonda se une a las proteínas que se encuentran en la superficie de las células de cáncer de próstata o es incorporada por las células cancerosas para su metabolismo.

¿Forma en que se trata el cáncer de próstata?

Existen muchas opciones de tratamiento para el cáncer que se encuentra confinado a la glándula prostática. Usted y su médico deben considerar cuidadosamente cada opción. Deben poner en la balanza los beneficios y los riesgos según se relacionen con la agresividad y/o estadio del cáncer como así también su edad, su estado general de salud, y sus preferencias personales. Los tratamientos estándar incluyen:

  • Cirugía (prostatectomía radical): el cirujano hace una incisión en el abdomen inferior, o a través del perineo (entre el ano y el escroto), y extirpa la próstata. Si no pueden extirpar todo el tumor, usted podría necesitar radioterapia. Necesitará mantener colocado un catéter urinario durante varias semanas luego del procedimiento. Los efectos secundarios pueden incluir incontinencia e impotencia. Algunos cirujanos podrían utilizar tres incisiones pequeñas para hacer una prostatectomía asistida por robot. Esto podría resultar en una hospitalización más corta y una recuperación más rápida. Este procedimiento podría ser el preferido para algunos pacientes, pero no para todos ellos.
  • La radioterapia de haz externo (EBT): un método para entregar un haz de rayos X o haces de protones de alta energía al sitio del tumor. El haz de radiación se genera fuera del paciente (por lo general mediante un acelerador lineal de rayos X y un ciclotrón o un sincrotón para el haz de protón) y se dirige al sitio del tumor. Los haces de radiación pueden destruir las células cancerosas, y los tratamientos con planes conformacionales permiten evitar los tejidos normales circundantes. Ver la página de Radioterapia de haz externo para mayores detalles.
  • Monitoreo activo: no se hace tratamiento, con observación cuidadosa y monitoreo médico.

Las opciones avanzadas de tratamiento pueden evitar o minimizar algunos de los efectos secundarios asociados con las terapias estándar. Estas opciones incluyen:

  • Prostatectomía radical con preservación de nervios: el cirujano extirpa la próstata sin alterar los nervios que son críticos para permitir la función sexual. Un cirujano habilidoso y con experiencia podría lograr preservar la función sexual en algunos pacientes utilizando este procedimiento.
  • Radioterapia conformacional externa de intensidad modulada (IMRT): la radioterapia externa utiliza haces de radiación de alta energía para matar células cancerosas. La IMRT utiliza tecnologías avanzadas para dirigir la radiación a diferentes estructuras del cuerpo. El médico utiliza imágenes tridimensionales computarizadas de la próstata, la vejiga y el recto para moldear o conformar la radiación al tumor. También pueden dirigirla a los ganglios linfáticos aledaños. De esta forma, menos radiación alcanza los tejidos normales circundantes. Ambas, la radioterapia conformacional en 3D y la IMRT administran una dosis alta de radiación en el tumor al mismo tiempo que protegen los órganos sanos aledaños. Los médicos consideran que la IMRT es altamente dirigida. Ellos típicamente administran la IMRT de forma diaria (lunes a viernes) durante cuatro a nueve semanas. Para obtener más información detallada, consulte la página de IMRT.
  • Radiocirugía estereotáctica (ARS/SBRT): utiliza una terapia con fotones o rayos X a una dosis mucho más alta por tratamiento. La SBRT trata el cáncer de próstata durante un período de una a dos semanas, utilizando entre cuatro a cinco tratamientos. Requiere una precisión más alta y requiere de equipos especiales. No todos los pacientes son candidatos para la SBRT.
  • Radioterapia de haz de protones: un tipo de radioterapia conformacional que bombardea el tejido afectado con particulas de protones en vez de rayos X (fotones). Con un arreglo de haces múltiples, el área de alta dosis alrededor del tumor es similar entre protones y rayos X con IMRT. Existe, no obstante, menos dosis de radiación baja y moderada suministrada a los tejidos circundantes normales (intestino, vejiga, huesos, tejidos blandos) con protones. La radioterapia de haz de protones es más cara en comparación con otros tratamientos con radiación, y los posibles beneficios clínicos son actualmente tema de investigaciones en curso. En USA los centros de tratamiento con terapia de protones están mucho menos disponibles. Ver la página de Terapia de Protones para mayores detalles.
  • Radioterapia guiada por imágenes (IGRT): la terapia conformacional en 3D, la IMRT, la SBRT y la terapia con protones utilizan la guía por imágenes diariamente para mejorar los parámetros de tratamiento. Esto es necesario debido al movimiento de los órganos. Dependiendo de cuán llenas estén su vejiga y su recto, la posición de la próstata podría variar. Por lo tanto, el médico debe ubicar y verificar la posición de la próstata antes de cada tratamiento. Un método coloca varios marcadores de referencia en la glándula prostática antes del simulacro. Los médicos toman imágenes digitales por rayos X para ubicar los marcadores metálicos. Esto les permite verificar la posición de la próstata diariamente justo antes del tratamiento. Ellos harán los ajustes adecuados y alinearán la próstata adentro del campo de tratamiento de alta dosis de radiación planeado. Otro método utiliza el ultrasonido para localizar la próstata antes de cada tratamiento. El paciente mantiene su vejiga tan llena como sea posible para producir una buena imagen por ultrasonido. Esto además mueve la vejiga afuera del campo de tratamiento con radiación. Otros métodos utilizan la tomografía computarizada (TC) y/o la RMN antes de cada tratamiento para verificar la posición de la próstata. El tipo de IGRT que usted reciba dependerá de su caso y de cuál sea la tecnología disponible en su centro de tratamiento.
  • Crioterapia: este procedimiento utiliza temperaturas extremadamente bajas (-190 °C) para congelar y destruir las células cancerosas. Algunos pacientes obtienen buenos resultados y tienen pocas complicaciones con la crioterapia. Otros no. La crioterapia es una alternativa a la cirugía para los pacientes cuyo cáncer de próstata ha vuelto luego del tratamiento con radiación.
  • Braquiterapia: La braquiterapia puede ser temporaria o permanente. Hable con su radioncólogo acerca de los detalles de su tratamiento.
    • Braquiterapia temporaria: coloca material radioactivo adentro de un catéter durante un periodo específico de tiempo y luego se lo quita. Se lo administra a una tasa de baja dosis (LDR) o a una tasa de alta dosis (HDR).
    • Braquiterapia permanente: es conocida también como implantación de semilla. Coloca permanentemente semillas radioactivas (de aproximadamente el tamaño de un grano de arroz) en, o cerca, del tumor. Luego de varios meses, las semillas pierden su radiactividad. A veces, las semillas radioactivas pueden activar detectores de radiación en los puestos de control de seguridad. Podría necesitar un certificado de su médico explicando su situación al personal de seguridad. Las semillas inactivas son inofensivas y raramente activan los detectores de metal.
  • Tratamiento con Radio 223: Xofigo es el nombre de una marca para el Radio 223. Los médicos utilizan este isótopo para tratar los cánceres de próstata que se han diseminado hacia los huesos. Las células de los huesos absorben el radio porque es químicamente similar al calcio. Las células cancerosas son más activas que las células normales del hueso, de manera tal que es más probable que absorban este isótopo. El isótopo libera radiación dentro de un área muy pequeña. Mata a las células cancerosas aledañas al mismo tiempo que evita las células del hueso sanas circundantes. El radio 223 controla efectivamente el cáncer de próstata avanzado y reduce el dolor en más de un área debido a que viaja a través del cuerpo. La inyección lleva un minuto. El médico generalmente repetirá la inyección cada cuatro semanas hasta un total de hasta 6 o más tratamientos en total. Este es un procedimiento ambulatorio, así que luego podrá volver a su casa. Los efectos secundarios del tratamiento incluyen diarrea, anemia, y dolor alrededor del tumor. El tratamiento con radio podría causar daño a los espermatozoides. Por lo tanto, los hombres que lo reciben no deben tener hijos por al menos 6 meses.

Consulte la página de Tratamiento del cáncer de próstata para obtener más información.

¿Existen nuevos desarrollos con respecto al tratamiento del cáncer de próstata?

Los médicos a menudo tratan el cáncer de próstata exitosamente. A veces, sin embargo, la enfermedad vuelve (recurre). Una sonda aprobada por la FDA para la PET/TC llamada Axumin® (fluciclovine F-18) ayuda a detectar y ubicar el cáncer que recurre luego de la radioterapia o la cirugía.

La toma de imágenes convencionales, tales como la RMN por ultrasonido, no pueden localizar el cáncer de próstata recurrente cuando es pequeño. La PET/CT con Axumin® puede detectar el cáncer recurrente cuando los niveles de PSA son bajos y cuando el cáncer es pequeño.

La identificación de la ubicación exacta y la extensión de la enfermedad en un estadio temprano es vital. Le permite a los médicos hacer blanco en el cáncer y limitar la exposición de los tejidos sanos.

El antígeno prostático específico de membrana (PSMA) es una proteína que ayuda al cáncer de próstata a desarrollarse. Una exploración PSMA utiliza las imágenes por PET y una radiosonda para localizar el cáncer recurrente. Los médicos están estudiando la terapia PSMA con Lutetium-177 en estudios clínicos para su uso en el tratamiento el cáncer de próstata. Ninguno de estos procedimientos tiene aún la aprobación de la FDA. Para más información sobre estudios clínicos, visite http://clinicaltrials.gov.

Esta página fue repasada en 2020-02-20

Imágenes

La radióloga y la consulta con el paciente. Ver ampliación y subtítulo

Patrocinado por

Por favor note que

RadiologyInfo.org no es un centro médico. Por favor contacte a su médico si tiene preguntas específicamente médicas o para obtener referencias de un radiólogo u otro médico. Para encontrar un servicio de imágenes médicas o de oncología radioterápica en su comunidad, puede buscar en la base de datos de servicios acreditados por el ACR (American College of Radiology).

Esta página web no brinda información sobre precios. El costo de los exámenes médicos por imágenes, tratamientos y procedimientos específicos puede variar de acuerdo a la región geográfica. Hable con su médico, con los empleados del centro médico y/o con su compañía de seguro médico sobre los costos asociados con el procedimiento prescrito para entender mejor los posibles gastos en los que incurrirá.

Proceso de revisión de página web: Este procedimiento es revisado por un médico con experiencia en el área presentada, y luego es revisado otra vez por comités de la Radiological Society of North America (RSNA) y de la American College of Radiology (ACR), organismos compuestos por médicos expertos en diversas especialidades de radiología.

Enlaces exteriores: RadiologyInfo.org proporciona enlaces a sitios web relevantes para comodidad de nuestros usuarios. RadiologyInfo.org, RSNA, y ACR no son responsables por el contenido de las páginas web encontradas mediante estos enlaces.